Los fondos inmobiliarios europeos no terminan de arrancar: los motivos


Según la edición de enero de The Cerulli Edge, el informe mensual sobre tendencias de producto en la industria europea de fondos de inversión, las rentabilidades de los fondos inmobiliarios paneuropeos crecieron con fuerza en el tercer trimestre de 2013 hasta alcanzar el 1,9%, su registro trimestral más alto desde marzo de 2011. No obstante, y pese a las robustas captaciones, la clase de activo ha registrado cifras negativas o debilidad en las estadísticas de flujos netos en varios países.

“Los fondos españoles han vivido un periodo de infarto y muchos fondos minoristas siguen intentando volver a la normalidad. Y los fondos alemanes también se han visto muy afectados por los reembolsos y las tensiones de liquidez”, comenta Barbara Wall, directora de análisis para Europa en Cerulli Associates. “Muchos fondos alemanes se han cerrado a reembolsos, en algunos casos, de forma permanente. Esto ha provocado grandes divergencias entre las rentabilidades de los fondos zombis y los supervivientes”.

Hasta finales de noviembre de 2013, los fondos activos se comportaron mucho mejor que los fondos en liquidación, generando un 2,2% y un -6,4%, respectivamente. No obstante, los inversores mantienen la cautela. Según datos de la asociación alemana de fondos, BVI, los offenen Immobilienspezialfonds registraron dramáticas reducciones de flujos en el segundo y tercer trimestre del año.

La entrada en vigor de la directiva de gestión alternativa (AIFMD) parece estar detrás de este mal comportamiento, así como las medidas que afectan específicamente al mercado inmobiliario. A partir del 22 de julio de 2014, los nuevos inversores tendrán que mantener sus inversiones en fondos inmobiliarios un mínimo de dos años y notificar cualquier reembolso con al menos un año de antelación. La implementación de la norma se vio precedida de fuertes compras que se estancaron a partir de agosto. Como apunta Angelos Gousios, analista sénior de Cerulli, “no parece probable que las cosas vuelvan a ser como antes; esperamos más cierres y más fusiones”.

Otras conclusiones destacadas

Las captaciones de fondos de renta variable alcanzaron los 7.500 millones de euros en noviembre de 2013, principalmente en renta variable europea (4.400 millones de euros) y japonesa (2.200 millones de euros). Aunque los fondos de renta variable británica no levantan cabeza, resisten las acciones de pequeñas y medianas empresas. Por otro lado, según una reciente encuesta realizada por Cerulli, desde la entrada en vigor de la normativa Retail Distribution Review (RDR) solo el 6% de los gestores de activos han registrado un impacto negativo en los flujos netos. En los Países Bajos, tras la prohibición de las retrocesiones se anticipa una reducción del número de fondos de terceros distribuidos entre inversores minoristas por las poderosas redes bancarias.

Otras de las conclusiones que destaca el informe es que seis de las diez principales gestoras de activos transfronterizas son estadounidenses y que las estrategias más populares han sido las de renta variable europea y las de bonos en divisas globales. Según Cerulli, las gestoras transfronterizas han crecido bastante en España, donde los inversores minoristas empiezan a salir de las redes bancarias tradicionales en beneficio de los asesores independientes.

Noticias relacionadas