Los fondos inmobiliarios acumulan un año de rentabilidades negativas


Actualmente, en España, hay ocho fondos de inversión inmobiliarios, dos menos que hace dos años, cuando empezó la crisis. Según publica Expansión, han desaparecido Segurfondo Terciario y Agrupación Fondo Inmobiliario. Y otro más, Habitat Patrimonio Inmobiliario, está en proceso de liquidación desde octubre de 2008. En total, el patrimonio de estos productos asciende a 6.494 millones de euros frente a los más de 9.000 millones de hace dos años. Como consecuencia de esta situación también se han quedado muchos partícipes por el camino. Ahora no llegan ni a 90.000 cuando a finales de 2007 eran más de 145.500. Las rentabilidades están acordes con el mal momento del sector. Estos fondos acumulan cuatro trimestres consecutivos de descensos en línea con la evolución de los precios de los activos inmobiliarios. A finales de septiembre, el rendimiento medio anual era de -3,85%. La situación del sector es mala, otra muestra de ello es que dos de los productos que se mantienen en pie, Segurfondo Inversión y Santander Banif Inmobiliario –éste último el mayor del sector- suspendieron a principios de 2009 los reembolsos por un periodo de dos años ante la imposibilidad de acumular efectivo suficiente para afrontar los masivos reembolsos. Las perspectivas a corto plazo siguen marcadas por la incertidumbre. En su último informe la CNMV afirma que “no es previsible que se produzcan entradas notables de recursos en estos fondos, al menos hasta que el mercado inmobiliario dé señales más claras sobre la finalización de su proceso de ajuste”. No obstante, según explican desde BanSabadell Inversión no serán necesarias más suspensiones de los reembolsos para hacer frente a la fuga de patrimonio y ponen como ejemplo el caso alemán, un mercado más desarrollado en fondos inmobiliarios y más familiarizado con las suspensiones temporales, y en el que actualmente ocurre lo contrario, los fondos vuelven a abrirse a los reembolsos. El moderado optimismo viene acompañado de una ligera contracción de la valoración de los activos inmobiliarios. Según Manuel Martín, director del Área de Negocio Inmobiliario de Henderson Global Investors, “en cualquier momento de 2010 se va a detener la tendencia a la contracción y en 2011 llegará la recuperación”. No obstante, advierte que la recuperación se centrará en el segmento de las carteras de mejor calidad, “no es lo mismo unas oficinas en la Castellana que en Aranjuez”. Desde BanSabadell Inversión explican que “nunca antes había coincidido una situación de precios y de tipos de interés tan bajos, premonitoria de una mejora”. Estos expertos creen que en los próximos años se obtendrán revalorizaciones positivas muy superiores a las de la renta fija. Víctor Alvargónzalez, consejero delegado de la firma de asesoramiento independiente Profim, explica que los gestores “pueden plantar la semilla de la rentabilidad futura a largo plazo aprovechando la crisis para comprar barato”. Pero a corto y medio plazo poco se puede hacer, “excepto sacar el máximo partido al mercado de alquileres y otras opciones, como las residencias para la tercera edad”. A su juicio, pasarán varios años hasta que veamos rentabilidades atractivas.

Lo más leído