Los fondos europeos cierran 2012 en máximos históricos


2012 fue un buen año para los fondos europeos. Las ventas de fondos UCITS y no UCITS sumaron 331.000 millones, y sus activos se incrementaron en un 12%, hasta alcanzar 8,87 billones, su máximo histórico. “2012 fue un buen año para la industria y sus clientes, gracias a las mejores condiciones de mercado”, comenta Peter de Proft, director general de Efama, propiciadas por el compromiso del BCE por salvar el euro.

Los fondos de renta fija fueron la categoría más popular pero a finales de año los de renta variable empezaron a ganar terreno, con la mejora de la confianza de los inversores. Aunque en 2012 solo captaron 2.000 millones, la cifra es mucho mejor que las salidas de 70.000 millones de 2011. Y es que lo que los analistas llaman un proceso de “gran rotación” en las carteras de los inversores, desde productos de renta fija a otros de renta variable, empieza a manifestarse en los fondos europeos.

Hasta el punto de que en diciembre de 2012 los fondos de renta variable del continente registraron su mejor cifra neta de captaciones desde enero de 2011, es decir, sus máximos de los últimos dos años. Según los datos de Efama, las entradas fueron de 14.000 millones de euros, desde los 13.000 de un mes antes, una cifra algo mayor de la estimada por Lipper Thomson Reuters. Desde la asociación europea consideran que el incremento del optimismo, que se manifestó en la reducción de las tensiones en los mercados de renta fija del área euro y en las subidas bursátiles, sirvió como punto de apoyo. Con todo, en Lipper advierten de que aún no puede hablarse de gran rotación, sino más bien de “pequeñas oscilaciones”.

Sea como fuere, los fondos de renta fija captaron la misma cantidad que los de bolsa en diciembre, 14.000 millones, una convergencia que en su caso se produce a costa de una reducción de las entradas del 30%, desde los 21.000  millones de noviembre. Además, los productos mixtos captaron 7.000 millones, desde los 3.000 de un mes antes, lo que explica que posiblemente los inversores, más que dar el paso directamente hacia la renta variable, también están acudiendo a este tipo de fondos como paso intermedio en ese movimiento hacia las bolsas.

En total, los fondos de largo plazo UCITS captaron en el mes 34.000 millones frente a los 38.000 de noviembre, si bien esa cifra fue borrada casi totalmente por las salidas de fondos monetarios, de 33.000 millones, debido al carácter cíclico de las retiradas de capital por parte de los inversores. Con todo. Entre los fondos no regulados, las entradas fueron de 30.000 millones, gracias al impulso de las suscripciones en los fondos especiales, reservados a inversores institucionales, de 27.000 millones (multiplicando por nueve la cifra de noviembre).

En el año, las captaciones de los fondos UCITS fueron de 198.000 millones (frente a salidas de 90.000 un año antes) y en los de largo plazo, de 234.000, debido a salidas en monetarios de 37.000 millones. Los fondos no regulados captaron 133.000 millones, por encima de los 99.000 de 2011, sobre todo debido al atractivo de los fondos especiales (107.000 millones). Un buen año, en definitiva.

Noticias relacionadas

Lo más leído