Los fondos europeos captan en marzo 47.000 millones, doblando la cifra de febrero


Los fondos europeos regulados captaron en el mes de marzo 47.000 millones de euros, más del doble que los 19.000 que entraron en febrero. Según Efama, con datos de 24 asociaciones nacionales que representan más del 97% de la industria a finales del  primer trimestre, el incremento es atribuible a las suscripciones en los fondos de renta fija y también monetarios, en línea con las conclusiones de Lipper Thomson Reuters, que hablaba del mejor primer trimestre del año para los fondos europeos desde 2007 y del interés por la renta fija.

Así, los fondos de deuda captaron 26.000 millones de euros, por encima de los 9.000 del mes anterior, y los mixtos cuadriplicaron las suscripciones, desde 1.000 millones a 4.000 millones. Pero los que más impulso notaron en las entradas de dinero fueron los fondos monetarios, que pasaron de captar 1.000 millones en febrero a 15.000 en marzo.Sin embargo, los fondos de renta variable captaron a menor ritmo que un mes antes: vieron entradas de 1.500 millones frente a los 4.000 millones vendidos en febrero.

En este contexto, las captaciones de los fondos de largo plazo, excluyendo los monetarios, se situaron en marzo en 32.000 millones de euros, frente a los 18.000 de un mes antes. En total, los activos de los fondos UCITS se incrementaron un 0,8% en el mes, para situarse en 5,87 billones de euros.

Por su parte, los fondos no regulados pasaron de captar 16.000 a 12.000 millones de euros, con los fondos especiales, reservados a inversores institucionales, reduciendo sus suscripciones netas de 16.000 a 10.000 millones de euros.  Los activos de los fondos no UCITS se incrementaron en el mes en un 0,9%, con 2,29 billones de euros a final del primer trimestre del año.

Bernard Delbecque, director de Economía y Análisis en Efama, interpreta la desaceleración de captaciones en fondos no regulados como consecuencia de las circunstancias del mercado. “El impulso en la demanda de fondos regulados se debe al debilitamiento de las tensiones en los mercados de renta fija en febrero gracias a la vuelta de la segunda ronda de operaciones de financiación del BCE a finales de mes, así como la restructuración de deuda griega a principios de marzo. Sin embargo, la demanda de renta variable siguió siendo baja, lo que muestra que las preocupaciones sobre los riesgos bajistas en el crecimiento aún siguen sobre la mesa”, indica.

Noticias relacionadas

Lo más leído