Tags: Negocio |

Los fondos españoles sufren su peor mes desde el año 2012


El parón que sufrió la industria de fondos en el mes de septiembre, el primero con salidas de dinero neto en fondos por primera vez en dos años y medio, no ha hecho sino agudizarse más. En el mes de diciembre, según los datos adelantados de Inverco, los fondos de inversión españoles han sufrido reembolsos netos por valor de 1.435 millones de euros. Lo que supone la mayor salida de dinero neto en un solo mes desde junio del año 2012 (-1.725 millones).

Por aquél entonces, el patrimonio en fondos era de 122.846 millones de euros. Hoy, se sitúa en 258.905 millones de euros después de haber descendido un 2,4% en el último mes, lo que suponen 6.233 millones de euros. Un retroceso que se debe principalmente al mal comportamiento de los mercados durante los últimos meses.

De hecho, estos productos han sufrido unas pérdidas del 4,68% en el conjunto del ejercicio. Lo que supone su peor cifra desde la crisis de Lehman Brothers en 2008, cuando cayeron un 5,59%. Este año, además, las caídas han sido generalizadas en todas las categorías, con especial fuerza en renta variable internacional y nacional, que han perdido un 12,60% y un 11,64%, respectivamente.

Con respecto a los flujos de dinero, a pesar de las salidas de los últimos meses el balance anual sigue siendo positivo. En 2018, los fondos españoles acumulan 9.214 millones de euros de suscripciones netas. 

Por categorías, incluso con la volatilidad presente en los mercados financieros durante el año, los productos con mayor exposición a renta variable han sido los que mayores entradas netas han acumulado en 2018. Así, los globales han sido la categoría que ha acumulado mayores suscripciones netas en el año (9.072 millones de euros), seguidos de la renta variable Internacional con casi 4.790 millones de euros de entradas netas.

Sin embargo, el comportamiento de los mercados financieros en diciembre ha hecho que categorías más conservadoras experimenten entradas netas en diciembre, lideradas por la renta fija (166 millones de euros). Le siguen la gestión pasiva (casi 80 millones de euros), los monetarios (50 millones de euros) y los garantizados (23 millones de euros).

Noticias relacionadas