Los fondos españoles son poco sensibles a la evolución política de Venezuela


Los fondos de bolsa domiciliados en España tienen muy poca exposición directa a Venezuela y su exposición indirecta, a través de empresas con negocios en el país, es limitada. Por eso, los expertos creen que las carteras serán poco sensibles al devenir de la política venezolana.

Según datos recopilados por Morningstar al respecto, sólo hay seis productos que cuentan con acciones de empresas venezolanas en sus carteras. Todos ellos son fondos que pertenecen a la categoría de renta variable latinoamericana o emergente y su exposición varía entre el 0,002% (del patrimonio del Banif Cartera Emergente) y el 0,009% (del Ibercaja Latinoamérica), una exposición muy poco significativa (ver cuadro).

Por eso los profesionales no creen que lo que ocurra en el país tras la muerte de Hugo Chávez tenga implicaciones importantes en la rentabilidad de sus fondos, aunque la inestabilidad sea la que se imponga en los mercados.

Lo que más puede preocupar, más allá del riesgo de contagio de esa inestabilidad a otros países de la región, son las consecuencias de la nueva era postchavez para las empresas multinacionales que tienen exposición y negocios en el país, aunque los gestores matizan que las compañías están diversificadas y que el impacto sería muy limitado. Y no han realizado cambios en las carteras por dicho motivo en los últimos días.

Duro Felguera, Repsol, Telefónica y CAF

En el caso de las empresas españolas con exposición al país salen nombres como Duro Felguera, Repsol, Telefónica y CAF. La primera sería una de las más expuestas, puesto que el país representa en torno al 20%-25% de su cartera de ventas, según explica Xavier Carulla, gestor del fondo de renta variable nacional de Caja Ingenieros Gestión, CI Iberian Equity. Con todo, de momento no están realizando ningún movimiento por este motivo.

Alfonso de Gregorio, director de gestión de Gesconsult, sigue siendo positivo con el valor a pesar del factor Venezuela, y también lo tiene en cartera. Según explica, a la compañía solo le falta por cobrar una pequeña parte de los contratos que tenía pendientes con Caracas. Además, si hubo un momento en que dichos contratos suponían en torno al 80% de su cartera, ahora la cara de la empresa ha cambiado: ha sido capaz de diversificar su cartera de contratos y reducir así la dependencia del país latinoamericano.

Algo menos de exposición tendría Repsol, donde el país representa un 6% de las ventas, así como Telefónica, con una exposición de en torno al 5%, según comentan en Caja Ingenieros Gestión. Y aún menos impacto podría tener en CAF. Aunque sus resultados sufrieron bastante el año pasado debido al retraso de contratos de trenes en Venezuela –según los gestores porque la inminencia de las elecciones hizo que el Gobierno se centrara en otros gastos más populistas–, el efecto es pequeño ahora. "Los retrasos en cobros acienden a 180 millones y la empresa ya provisionó 40, así que el impacto será muy reducido", dice Carulla. "No son razones suficientes para vender el valor".

En general, los gestores hacen hincapié en la diversificación en otros países de las compañías mencionadas y por eso minimizan el impacto de los sucesos en el país latinoamericano.

 

LOS FONDOS CON ACCIONES VENEZOLANAS

Nombre del fondoExposición a Venezuela (%)
Ibercaja Latinoamérica0,009
Eurovalor RV Emergentes Global0,006
BBVA Bolsa Emergentes MF0,005
Kutxabank Bolsa Emergentes0,005
Eurovalor Iberoamérica0,003
Banif Cartera Emergente0,002
Fuente: Morningstar.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído