Los fondos españoles puros de bonos de alto rendimiento suman más patrimonio que los emergentes


Bonos de alto rendimiento o emergentes son dos de los activos de renta fija más escasos dentro de la industria de fondos españoles. Si hace unos días se publicaba el reducido número de productos nacionales puros de deuda emergente, que se limitaba únicamente a cinco, la cantidad de fondos de alto rendimiento tampoco es destacable, aunque existe una diferencia entre ambos, el patrimonio. Los seis productos con estas características suman un volumen cercano a los 350 millones de euros, por encima de los de deuda de países emergentes, que apenas alcanzaban los 100 millones.

El año anterior fue un buen periodo para los activos de riesgo por la baja rentabilidad que ofrecía el mercado de bonos soberanos, pero esto no se tradujo en un aumento de la oferta española de productos de esta tipología. Al final, los fondos globales de renta fija, un producto más atractivo para el inversor, tiene también exposición a deuda emergente o de alto rendimiento, dándole la oportunidad al cliente de delegar en estos gestores la capacidad de elegir el momento más adecuado para ampliar o reducir el peso de estos activos.

A pesar de ello, los de alto rendimiento interesan más al cliente que los emergentes, o al menos así lo refleja el patrimonio. Mientras que el Santander Renta Fija Emergente Plus era el más grande, con 38 millones, el de renta fija de alto rendimiento con mayor volumen, el Mutuafondo High Yield, se sitúa en la cima del grupo con 176 millones. El fondo eleva el patrimonio total del grupo, colocándose lejos de él, con 44 millones, el Ibercaja High Yield. El resto son el FonCaixa Selección Renta Fija High Yield y el Eurovalor Bonos Alto Rendimiento, con 32 millones de patrimonio cada uno, y algo por debajo, el Sabadell Euro Yield, con 19 millones, según cifras de Inverco a cierre de junio de este año.

Dentro de esta agrupación también está el Ibercaja BP High Yield 2015, pero sus características son diferentes. Es un fondo en donde los participes que han suscrito deben mantener su inversión hasta vencimiento. La gestora de Ibercaja conserva, según cifras de Inverco, 44 millones invertidos en el producto y tiene una cartera formada por emisiones de renta fija de alta, baja y media calificación crediticia con vencimientos en 2015.

Gestión directa frente a la óptima selección de fondos internacionales

La principal diferencia radica en como deciden gestionar este tipo de productos las entidades nacionales, bien acudiendo directamente al mercado de emisiones de renta fija o delegando la gestión en la selección de los mejores fondos de terceros. Del quinteto de fondos nacionales de renta fija de alto rendimiento, los que optan por la primera opción son solamente dos.

Ibercaja High Yield, toma como índice de referencia el European Currency High Yield Constrained y compone su cartera en más de un 50% de emisiones de renta fija con una calificación inferior a BBB- (rating S&P), y hasta un 10% en emisores sin rating. Con una duración inferior a los cinco años, tiene más peso en la zona euro, aunque también accede al mercado americano. Actualmente los sectores con más ponderación en su cartera son los de telecomunicaciones, automóviles, farmacéutica y biotécnica. También tiene la posibilidad de invertir hasta un 10% en IIC, que en el momento se concentra en ETFs.

El más pequeño de estos cinco, Sabadell Euro Yield, reparte equitativamente su índice de referencia entre el Merrill Lynch Euro High Yield BB-B Rated Constrained y el Merrill Lynch EMU Corporates Non-Financial Index. Por tanto, la cartera predominantemente está denominada en euro y compuesta de emisiones corporativas europeas, aún con la posibilidad de incorporar hasta en un 20% otras que no reúnan estas dos características. Su duración se mueve en el rango de 3 a 7 años y la calidad crediticia media es de B/BB+. Comparte en la actualidad la predilección del anterior por el sector de telecomunicaciones, aunque las emisiones de empresas de bebidas, alimentos, tabaco, así como del de materiales, se colocan por encima de otros sectores.

Los tres restantes, aún utilizando cada uno de ellos índices de referencia distintos, comparten en su selección de productos de terceros un fondo en particular, el Goldman Sachs Global High Yield.  El sesgo de Allianz Popular AM es claramente hacia Europa, mientras que los de Mutuactivos e Invercaixa Gestión se comparan contra índices globales.

A parte del de Goldman Sachs, otros fondos como Aviva Investors Global High Yield, Threadneedle European High Yield, Fidelity European High Yield, están se incluyen en las carteras tanto dell Euro Valor Bonos Alto Rendimiento como del Mutuafondo High Yield, mientras que este último, también incluye posiciones en fondos de terceros como el AXA US High Yield Bonds, el Morgan Stanley INVF European High Yield Bond y el Pictet US High Yield, los cuales también están presentes en la cartera del FonCaixa Selección Renta Fija High Yield.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído