Los fondos españoles de ISR superan en rentabilidad al conjunto de la industria nacional


Los fondos de inversión socialmente responsable (ISR) son, al menos en lo que llevamos de año, más rentables que el conjunto de la industria de fondos española. Según un documento elaborado por Santander Asset Management para Spainsif (el Foro Español de Inversión Socialmente Responsable), los 13 fondos ISR que se gestionan desde entidades españolas (con un patrimonio total de 184 millones de euros, un 0,14% del mercado español y una representación sobre el total de fondos de la industria española del 0,55%) obtienen en el primer semestre de 2013 un rendimiento del 3,45%, frente al 1,98% del conjunto (donde también se incluyen esos 13 mismos fondos ISR).

En 2009, 2010 y 2012 también ocurrió lo mismo, con rentabilidades de los fondos ISR superiores a las de la totalidad de la industria, en base a datos de Inverco y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En esos años, los rendimientos de estos productos socialmente responsables fueron del 7,5%, del 1,08% y del 6,7%, respectivamente, cursos en los que la globalidad de los fondos nacionales registró rentabilidades del 4,93%, del 0,12% y del 5,15%, respectivamente.

No ocurrió lo mismo en 2011, año donde los mercados arrastraron a los fondos ISR más que al conjunto de la industria, debido al “perfil más agresivo” y, por tanto, más enfocado a la renta variable que poseen, contextualiza Santander AM, autor del informe. Los fondos ISR obtuvieron una rentabilidad negativa del 1,59%, frente al también rendimiento negativo del 0,52% del conjunto de fondos.

Actualmente, y a tenor de los criterios utilizados por Santander AM a la hora de elaborar el documento para Spainsif, aunque existen 13 fondos ISR comercializados en España, sólo son 11 las entidades que los ofertan: Santander (tiene tres fondos de este tipo), BBVA, Kutxabank, Banco Sabadell, Caja Ingenieros, Banco Mare Nostrum, La Caixa, Bankinter, BNP Paribas España, Inverseguros y Banca Privada de Andorra.

Los 13 fondos tienen en común el ser de ISR, es decir, en sus procesos de inversión incorporan criterios de valoración de empresas tanto financieros como ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Además, siete de ellos son solidarios, puesto que destinan parte de la comisión de gestión cobrada a una o varias ONG o iniciativas de carácter social para ayudarlas en su labor diaria.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído