Los fondos españoles de bolsa japonesa miran expectantes hacia Tokio 2020


En los primeros ochos meses del año, la renta variable japonesa logra una rentabilidad media del 16,08% y una rentabilidad media ponderada del 14,78%, según los últimos datos mensuales de agosto elaborados por Inverco. Casi empatados, los tres fondos de la categoría que más despuntan por rendimiento en 2013 pertenecen a Bankinter Gestión de Activos, BBVA AM y Bankia Fondos, todos en torno al 24%.

En concreto, el BK Índice Japón acumula un 24,07%; el BBVA Bolsa Japón (Cubierto), un 23,93% y, finalmente, el Bankia Bolsa Japonesa, un 23,9%.

No obstante, aunque este año está siendo muy provechoso para la renta variable nipona gracias al famoso ‘Abenomics’, no ha ocurrido lo mismo durante la última década. A diez años, los dos fondos más rentables pasan a ser el BBVA Bolsa Japón y el Fondmapfre Bolsa Asia, con rentabilidades del 1,46% y del 1,42%, respectivamente, frente a la rentabilidad media del 0,11% y la rentabilidad media ponderada (en este caso negativa) del 0,27% de la categoría.

La gran pregunta que flota estos días en el aire es si, además del empuje dado por el ‘Abenomics’, la adjudicación de los Juegos Olímpicos (JJ. OO.) 2020 a Tokio ayudará aún más si cabe al país en general y a su bolsa en particular.

La visión que Mapfre Inversión tiene sobre Japón a medio y largo plazo es buena. “Japón está entrando en una dinámica positiva como consecuencia de los cambios en su política económica, con un planteamiento más expansivo y con el objetivo claro de favorecer la demanda y salir de un periodo muy prolongado de deflación”, explica la gestora española. No obstante, opina Patrick Nielsen, subdirector general de Renta Variable Internacional de Mapfre Inversión, “no creemos que los JJ. OO. sean un factor fundamental, aunque sí un elemento más que influye en la economía en la misma dirección positiva que los factores principales”, donde “los mercados ya han descontado parte de ese efecto”.

Mapfre Inversión considera que “es evidente que, con el presupuesto destinado a la organización de los JJ. OO., el sector de infraestructuras y construcción, junto con el turismo, será uno de los principales beneficiados”. Aun así, “hay que tener en cuenta que es un proceso de siete años y, por tanto, queda mucho camino para poder asegurar la evolución”, tranquiliza Nielsen.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído