Los fondos españoles cierran el peor mes del año con reembolsos netos de 1.300 millones


Según las primeras estimaciones de Ahorro Corporación, noviembre ha sido el peor mes del año para la industria de fondos de inversión española, con reembolsos netos de 1.250 millones -850 millones de euros, según Inverco-, en línea con los sufridos en el mes de septiembre. Pero, a diferencia de hace unos meses, cuando los mercados jugaban a favor, en el último mes contribuyeron a profundizar las pérdidas. Así, en términos brutos, los fondos españoles han visto reducir su patrimonio en 4.330 millones de euros -un dato en línea con los 4.258 millones estimados por Inverco-, la mayor caída desde noviembre de 2010, cuando se perdieron 5.500 millones.

 

En conjunto, el patrimonio gestionado se redujo hasta los 130.330 millones de euros –contando fondos mobiliarios e inmobiliarios y 125.700 millones sin estos últimos-, un 3,2% menos que el mes anterior y un 10,3% por debajo de lo administrado a cierre del pasado ejercicio, pues de enero a noviembre, los activos de los fondos españoles son 15.000 millones menores.

 

Por categorías, todas, excepto la de los fondos de inversión libre cerraron el mes con caídas patrimoniales. Éstas fueron especialmente intensas en los fondos garantizados (de 1.430 millones de euros, si bien se debieron sobre todo al efecto mercado, pues los inversores sólo retiraron 70 millones). De hecho, según AC, esto se debe a dos factores fundamentalmente: por una parte, a que es la categoría que mayor volumen patrimonial gestiona, pero, sobre todo, a su peor comportamiento relativo en términos de rentabilidad. Retrocedió el 2,58% en el mes, y algunos de los fondos llegaron incluso a marcar caídas de dos dígitos. Estos resultados vienen determinados por el comportamiento de algunos productos que invierten un elevado porcentaje de su patrimonio en deuda periférica, que se ha visto afectada por el descenso de su calificación crediticia.

 

Los descensos de activos también fueron intensos en los fondos de renta fija a corto plazo y duración (con descenso conjunto cercano a los 1.000 millones) y en los de renta variable, que perdieron 770 millones en activos, pues su rentabilidad fue muy negativa, con caídas superiores al 7% y de casi el 16% desde enero. Y todo, aunque los inversores realizaron suscripciones netas por valor de 80 millones. De hecho, esta categoría fue, junto a la inmobiliaria, la única que captó dinero en noviembre.

 

Caídas en el top 10 excepto en Bestinver
El comportamiento de las gestoras englobadas en el top ten de la gestión española fue similar, con retrocesos cercanos al 3,5% en patrimonio (BBVA AM, Santander AM, InverCaixa y Bankia). La única del grupo que creció en activos fue Bestinver, que aumentó su volumen en 50 millones, el 1,6%, a pesar del alto peso de los activos de riesgo en sus carteras y la mala evolución bursátil. Banco Sabadell fue el peor parado, con caídas patrimoniales del 4% debido al retroceso en los fondos garantizados.

 

En total, las diez mayores entidades pierden una cuota de mercado de 0,55 puntos, debido al retroceso de cuota de BBVA AM (-1,89), Santander AM (-0,29) y Ahorro Corporación (-0,27), pues las siete restantes ganan cuota.

 

Fuente: Ahorro Corporación
 

Lo más leído