Los fondos distressed, otra vez de moda


La crisis que arrasa los mercados financieros desde hace ya más de un año ha abierto el camino de nuevas oportunidades de inversión. Se trata de los fondos distressed. 'Es una de las estrategias utilizadas por los hedge funds, que consideran que pueden reflotar una empresa en el plazo de un año. Si se trata de reestructuraciones más fuertes suele entrar el capital riesgo', explica Juan Ramón Caridad, director de inversiones institucionales de Atlas Capital. Según publica hoy Cinco Días, las malas perspectivas económicas han disparado las previsiones de quiebras para los próximos meses, lo que aumentará la oferta para esta industria. Moody's estima que dentro del segmento high yield, aquel con calificaciones inferiores a doble B (el máximo escalón que conceden las agencias de rating es triple A), se incrementarán un 5% las bancarrotas. Un grupo que supondría un volumen adicional de 50.000 millones para este tipo de fondos. A finales de 2007, su patrimonio se cifraba en 105.451 millones de dólares, frente a los 29.279 millones de cinco años antes. Y en el primer semestre de este ejercicio se han captado ya 23.700 millones, cinco veces más que en todo 2007. Aún así, los hegde funds distressed sólo suponen el 5,64% del patrimonio total de esta categoría de fondos, según los datos de Man Investment. Burbuja tecnológica En Arcano Investment afirman que 'el principal atractivo de esta clase de activos es la combinación de elevados cupones, debido al alto diferencial aplicado a las emisiones sobre la tasa libre de riesgo y al fuerte descuento con que se adquieren como consecuencia de las necesidades de liquidez que sufren los tenedores de la deuda'. El responsable de grandes patrimonios de la firma, Juan Jesús Gómez, explica que sólo en Estados Unidos se esperan más quiebras que las que se produjeron entre 2001 y 2002, con el pinchazo de la burbuja tecnológica y la caída de Enron, una de las mayores bancarrotas de la historia. Entonces, se acogieron a esta situación jurídica un total de 400 empresas con un endeudamiento superior a 100 millones de dólares cada una, con lo que el montante total ascendió a 700.000 millones de dólares. En España, en los dos últimos años se han realizado operaciones financieras de private equity en empresas de mediana capitalización por 9.500 millones, una cifra de la que el 80% corresponde a deuda. Arcano prevé que de esta cantidad alrededor de 750 millones podrían estar disponible para su venta a corto plazo. Todas estas cifras respaldan las expectativas de que estos fondos recibirán un nuevo impulso. 'Esperamos un mayor número de fondos, así como se aumente la exposición a este tipo de estrategias dentro de las carteras', comentan en Man Investments. En cuanto al número de quiebras, la firma estima que en los próximos trimestres los crecimientos rondarán el 10%. El secreto de este negocio está en descubrir las gangas a tiempo. 'Un gestor especializado puede detectar que existe una diferencia entre la valoración entre el precio de mercado de unos títulos (los bonos de Lehman Brothers, por ejemplo, han seguido cotizando a pesar de que la entidad ha quebrado) y el precio al que considera que se van a vender los bonos cuando se produzca la liquidación de la compañía', explica Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco. En este tipo de operaciones, los gestores buscan una tasa de recuperación que puede oscilar entre el 40% y el 50%.

Profesionales

Lo más leído