Los fondos de Schroders con el sello Funds People


Schroders cuenta con 23 fondos con el sello Funds People. Uno de ellos tiene las calificaciones A (Favorito de los Analistas), B (Blockbuster) y C (Consistentes Funds People). Se trata del Schroder ISF Euro Corporate Bond, producto gestionado por Patrick Vogel, que invierte principalmente en bonos corporativos con grado de inversión de toda Europa. El fondo tiene como objetivo lograr una rentabilidad consistente en todos los entornos de mercado adoptando un enfoque de inversión centrado en temáticas específicas combinado con un análisis del crédito a futuro. Emplea un enfoque innovador centrado en temáticas específicas a efectos de inversión y análisis. Adopta un enfoque top-down para identificar las principales temáticas que impulsan todos los sectores de renta fija. Se centra en construir fuentes de alfa de baja correlación a la vez que minimiza el riesgo. Se beneficia de una sólida selección de valores gracias a la plataforma de renta fija mundial de Schroders integrada que combina su experiencia en todos los sectores de renta fija.

Los dos fondos de Schroders con los sellos A y B

Otros dos fondos de la gestora cuentan con el sello Favorito Funds People (A) y Blockbuster (B). Uno de ellos es el Schroder ISF Euro Equity, fondo gestionado por Martin Skanberg, invierte en valores de renta variable de los países miembro de la UEM. Tiene como objetivo identificar oportunidades infravaloradas adoptando un enfoque de estilo flexible para diversos entornos de mercado. Se beneficia de una cartera diversificada con títulos tanto de valor como de crecimiento. Se trata de una estrategia que busca generar una rentabilidad superior a su índice de referencia de manera consistente en distintos entornos de mercado y con menor volatilidad relativa. Además, el análisis de compañías elaborado por el equipo de analistas les permite identificar oportunidades infravaloradas así como catalizadores de cambio en una compañía, como por ejemplo unas mejores perspectivas de demanda o un cambio en el equipo directivo.

El segundo producto con las calificaciones A y B es el Schroder ISF European Alpha Absolute Return, fondo que invierte en empresas europeas de tamaño medio, pero que también puede obtener exposición a través de empresas de mayor tamaño. El fondo tiene como objetivo ofrecer una rentabilidad absoluta sistemática durante un periodo de tres años en todas las condiciones de mercado, tanto cuando sube como cuando baja la renta variable Ofrece una baja correlación con los mercados de renta variable gracias a un enfoque de selección de valores definido y disciplinado. La inversión se plantea con un enfoque bottom-up con un alto grado de concentración (de 15 a 30 posiciones), tanto en corto como en largo. Cuenta con un equipo experimentado y con amplios recursos. El fondo está gestionado por Lionel Rayon, que se apoya en los equipos de renta variable paneuropea de los gestores James Sym y Steve Cordell. Actualmente, el fondo está cerrado a suscripciones.

Los dos fondos de Schroders con los sellos B y C

Otros dos productos de la gestora cuentan con las calificaciones B y C. Uno de ellos es el Schroder ISF Euro Bond, fondo gestionado por Paul Grainger y Gareth Isaac, que invierte en bonos del gobierno y en bonos corporativos. El producto aprovecha oportunidades y anomalías del mercado a través de renta fija europea. Aplica un enfoque equilibrado para acceder a una amplia gama de fuentes de alfa en renta fija, y sin sesgo de estilo. Emplea una filosofía de “mejores ideas”, invirtiendo en las oportunidades de inversión más atractivas a lo largo de los mercados de bonos europeos, con un estricto control del riesgo.

El otro producto es el Schroder ISF Euro Government Bond, el equipo formado por Thomas SartainJames Lindsay-Fynn, invierte principalmente en una cartera de bonos y otros valores de interés fijo y variable emitidos por gobiernos de la zona euro. El equipo de deuda pública europea establece la estrategia del fondo utilizando la exhaustiva investigación y las previsiones de nuestros especialistas en economía, que formulan previsiones sobre el crecimiento económico mundial, la inflación y la política fiscal. Las previsiones realizadas por este equipo son una valiosa aportación para el proceso de toma de decisiones de inversión del fondo.

Los 11 fondos de Schroders con calificación C

Schroder GAIA Egerton Equity. El fondo gestionado por John Armitage, ofrece la posibilidad de acceder a la experiencia y al elevado potencial de rentabilidad de un gestor de hedge funds de primera fila —Egerton Capital Limited— a través de un producto regulado, líquido y transparente. El objetivo del fondo es generar una atractiva rentabilidad absoluta invirtiendo en una amplia gama de valores europeos de renta variable de calidad. Aunque se centra principalmente en la renta variable europea, el fondo puede invertir también en otras zonas del mundo —incluidos los mercados emergentes— para capturar las mejores oportunidades disponibles para sus clientes. El fondo también puede tomar posiciones cortas con el objetivo de generar rentabilidad para los inversores. Está cerrado a suscripciones.

Schroder ISF Asian Equity Yield. Invierte en empresas que utilicen su efectivo disponible de una forma disciplinada y su gestor King Fuei Lee, se decanta sobre todo por aquellas que ya en la actualidad reparten parte de su dinero a los accionistas mediante el pago de dividendos y que se espera que lo harán también en el futuro. La otra fuente de rendimiento viene del potencial de revalorización de las acciones.

Schroder ISF Asian Opportunities: El fondo gestionado por Robin Parbrook, invierte en valores de renta variable de empresas en Asia (excluyendo Japón), sin restricciones. No está limitado a una industria en particular ni a un tamaño de empresa concreto. Tiene como objetivo situarse en el cuartil más alto de su grupo de homónimos y superar a su índice de referencia en al menos un 2% anual en periodos de 3 años consecutivos, manteniendo un tracking error entre el 3-8%.

Schroder ISF Asian Total Return. El objetivo del fondo estionado por Robin Parbrook y King Fuei Lee, es generar una rentabilidad a largo plazo estable invirtiendo en empresas de la región de Asia y el Pacífico, pero con un nivel reducido de volatilidad. El enfoque no está vinculado a un índice de referencia.

Schroder ISF Emergin Europe. Sus gestores Mohsin Memon y Rollo Roscow, tienen como objetivo generar crecimiento del capital, principalmente mediante la inversión en acciones de compañías del Centro y Este de Europa, incluyendo los mercados de la antigua Unión Soviética y los mercados emergentes del Mediterráneo. El fondo tiene como objetivo superar al índice MSCI Emerging Europe 10/40 en un 3,5 % anual (bruto) durante periodos consecutivos de 3 años.

Schroder ISF European Equity Alpha. El fondo gestionado por Jamie Lowry, busca lograr la revalorización del capital, principalmente mediante la inversión en valores de renta variable de sociedades europeas. Para lograr este objetivo, el gestor invierte en una cartera seleccionada de valores que, en su opinión, ofrezcan el mejor potencial de crecimiento en el futuro.

Schroder ISF Global Bond. El fondo gestionado por Paul Grainger, invierte en una cartera de bonos y otros valores de interés fijo y variable denominados en diversas monedas y emitidos por gobiernos, organismos públicos y emisores supranacionales y empresariales de todo el mundo. Puede destinar como máximo el 20% de su patrimonio neto a valores de categoría inferior a investment grade.

Schroder ISF Italian Equity. El fondo gestionado por Nicholette MacDonald-BrownHannah Piper, sigue un análisis fundamental, el fondo invierte en una gran variedad de empresas italianas. Buscan sobre todo empresas que hayan sido poco investigadas por otros inversores y que, por lo tanto, estén infravaloradas, así como anomalías no detectadas en los negocios subyacentes y cambios de la estructura corporativa.

Schroder ISF Taiwanese Equity. El fondo gestionado por Louisa Lo, invierte en una amplia variedad de empresas taiwanesas de gran calidad. Prestan especial atención a la calidad del equipo directivo, a la existencia de ventajas competitivas sostenibles, a la capacidad de generar beneficios de forma constante y a la valoración de la sociedad.

Schroder ISF Euro High Yield. Su gestor Konstantin Leidman, tiene como objetivo generar un retorno de capital e ingresos a través de una cartera compuesta principalmente por bonos de alto rendimiento denominados en euros. Presenta una baja sensibilidad a los tipos de interés, lo que significa que el fondo es capaz de generar rentabilidad incluso si se producen subidas de tipos y posee un sólido historial en una amplia variedad de condiciones de mercado.

Schroder ISF US Small & Mid Cap Equity. El fondo gestionado por Jenny Jones, invierte en una gran variedad de pequeñas y medianas empresas radicadas en Estados Unidos. Se centran en tres tipos de acciones estadounidenses: oportunidades de crecimiento infravaloradas, que son empresas que presentan fuertes tendencias de crecimiento y una mejora de los niveles de efectivo; steady eddies, expresión que se refiere a las sociedades que generan beneficios e ingresos fiables; y turnarounds, sociedades que están experimentando un cambio positivo que el mercado no ha reconocido.

Los siete fondos con la calificación B

Schroder ISF Emerging Markets. El fondo, gestionado por Robert Davy y Allan Conway, invierte tanto en renta variable como en renta fija, ofrece a los inversores acceso a algunas de las economías de más rápido crecimiento del mundo. Su objetivo es conseguir una rentabilidad del 15% anual durante periodos de 3 años consecutivos, con un mínimo de riesgo que consiguen a través de un sólido proceso de inversión de control de riesgos proactivo. Tiene una estrategia de inversión sin restricciones que le permite tener acceso a todo el espectro de inversión de los mercados emergentes tanto en renta variable, renta fija corporativa y pública y activos monetarios.

Schroder ISF Euro Short Term Bond. Sus gestores Thomas Sartain y James Lindsay-Fynn, tienen como objetivo batir al índice Citi European Monetary Union Government Bond 1-3y EUR TR en 30-50 puntos básicos anual durante un ciclo de mercado invirtiendo en una cartera de bonos a corto plazo y otros valores de interés fijo y variable denominados en euros y emitidos por gobiernos, organismos gubernamentales, supranacional y emisores corporativos de todo el mundo. El vencimiento medio de los títulos que componen la cartera no supera los tres años.

Schroder ISF Global Corporate Bond. Invierte en valores de renta fija emitidos por sociedades de todo el mundo. El gestor del fondo, que cuenta con el apoyo del equipo mundial de analistas de renta fija de Schroders, trata de identificar empresas de elevada calidad que ofrecen el mejor perfil de riesgo/rentabilidad posible. El fondo puede invertir también en activos de renta fija no corporativos, normalmente con fines defensivos, si los gestores del fondo Richard Rezek, Jr. y Wesley Sparks lo estima necesario.

Schroder ISF Global High Yield. Sus gestores Wesley Sparks y Martha Metcalf, tienen como objetivo superar a su índice de referencia Barclays Capital Global High Yield Corp. USD hedged 2% cap en un 1,5% (antes de comisiones) a lo largo de un ciclo de mercado. Se trata de una cartera de “mejores ideas” que busca las mejores oportunidades de alto rendimiento para intentar ofrecer un elevado nivel de ingresos y de rentabilidad total.

Schroder ISF Global Inflation Linked Bond. Su gestor James Lindsay-Fynne proporciona una combinación de revalorización del capital e ingresos, principalmente mediante la inversión en una cartera de valores de deuda vinculados a la inflación emitidos por gobiernos, organismos públicos y emisores supranacionales y empresariales de todo el mundo.

Schroder ISF Japanese Equity. El objetivo del gestor Shogo Maeda, es sacar el máximo partido del considerable potencial de inversión del mercado japonés. Tratan de invertir en sociedades que pueden continuar incrementando sus beneficios, con equipos directivos centrados en la mejora de la eficiencia, puesto que creemos que éstas son las empresas con mejores perspectivas a largo plazo.

Schroder ISF US Large Cap. Sus gestores Alan Straus y Matt Ward buscan ofrecer a los inversores exposición a los valores de renta variable de EE.UU. de gran capitalización. La estrategia se gestiona con un sesgo de crecimiento y está diseñada para generar rentabilidad principalmente a través de una selección de valores bottom-up.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas