Los fondos de renta variable viven su peor semana en cuatro meses


La bolsa pierde interés. Las diferencias entre demócratas y republicanos sobre cómo abordar la reducción del déficit americano, la fallida subasta de bonos del Tesoro alemán y la perspectiva de una nueva vuelta a la recesión de la economía europea ha hecho de la semana pasada la peor de los últimos cuatro meses en términos de reembolsos para los fondos que invierten en renta variable.

 

Según los datos recogidos por EPFR Global Fund Data, a lo largo de la semana pasada se produjeron salidas netas en fondos de renta variable europea, estadounidense y emergente por un importe total de 15.600 millones de dólares, engordando el saldo de salidas en lo que va de año hasta superar los 100.000 millones.

 

Por sectores, los reembolsos fueron especialmente significativos en los fondos que invierten en el sector financiero, donde se produjo una huida de capitales por un importe cercano a los 700 millones de dólares. Tampoco se libraron de esta ola vendedora sectores considerados tradicionalmente defensivos, como el de las telecomunicaciones, donde se produjeron reembolsos por valor de 54 millones.

 

Los grandes beneficiados fueron los fondos de renta fija, que aprovecharon el clima de incertidumbre para captar la semana pasada 5.400 millones de dólares, lo que supone el mayor volumen desde principios del mes de junio. Del mismo modo, los fondos monetarios registraron entradas netas por un importe de 5.200 millones.

 

El intento por tratar de cubrir las carteras hizo que los gestores incrementasen sus posiciones en liquidez o buscasen activos seguros en los que poder encontrar refugio, lo que benefició especialmente a los fondos que invierten en bonos de Estados Unidos, así como los que apuestan por compañías vinculadas a materias primas como, por ejemplo, el oro o la plata.

Lo más leído