Los fondos de renta fija sufren a corto plazo... pero ganan a tres años


A lo largo de los últimos tres años, los fondos de renta fija han ofrecido retornos positivos. Según los datos de Lipper Thomson Reuters, desde el 30 de noviembre de 2008 hasta el 30 de noviembre de este año, los de high yield han obtenido una rentabilidad del 59,68% en el periodo, la mejor de todos los segmentos.
Por su parte, los fondos que invierten en renta fija corporativa han funcionado mejor que los que invierten en deuda gubernamental, con retornos respectivos del 16,47% y el 5,14% en el periodo.

 

Sin embargo, en el último año esos tres grupos de fondos están en números rojos: los de deuda por debajo del grado de inversión cayeron el 4,72%, el doble que los fondos de crédito (-1,79%) o los fondos de deuda pública, que se dejan el 1,75%. A seis meses, las pérdidas son aún más pronunciadas para los fondos de high yield, con caídas del 10,19%. De hecho, incluso los fondos que invierten en deuda de la eurozona se comportaron mejor, cayendo sólo el 1,42% en el periodo –si bien en los últimos tres meses se dejaron el 3,13% por las incertidumbres políticas-, la mitad de la caída de los que se posicionan en crédito (con una caída del 3,63%).

 

Según comenta Dunny Moonesawmy, desde Lipper, este tipo de fondos está sufriendo en el año, aunque los retornos siguen positivos en horizontes de tiempo más dilatados, especialmente los fondos de deuda de alta rentabilidad. De hecho, Moonesawmy comenta que tras la quiebra de Lehman Brothers y el rally de 2009 el retorno prácticamente se mantuvo intacto, si bien a corto plazo esta categoría está sufriendo las consecuencias “de unas perspectivas económicas pesimistas y en particular, de la incertidumbre relacionada con las proyecciones de crecimiento de las compañías”.

 

Lo más leído