Los fondos de renta fija pierden cuota en 2010 a costa de garantizados y renta variable


El esquema de inversión de los españoles ha cambiado a lo largo del año, favoreciendo a activos como la renta variable o los fondos garantizados a costa de la renta fija o los activos monetarios, que han sido sustituidos como instrumento de ahorro por los depósitos. Así, los fondos de deuda han pasado de representar un 47,2% de las carteras en diciembre de 2009 al 38,1% de finales de octubre, según datos de Ahorro Corporación.

Una evolución de la que se han beneficiado los activos de riesgo, cuyo peso ha ascendido hasta el 24,4% desde el 20,9% del año pasado, tras lograr sumar en 10 meses suscripciones netas de 100 millones de euros. Con el efecto de las cotizaciones, han incrementado 700 millones de euros a su patrimonio.

La siguiente categoría ganadora ha sido la de fondos garantizados, que ahora suponen un 32,7%, 510 puntos básicos más que en diciembre del pasado ejercicio. El cambio de los productos garantizados se produce a pesar de los reembolsos sufridos en octubre, debido fundamentalmente al fin de la garantía de una veintena de fondos y a la baja de otra decena. En el acumulado del año ésta es la categoría que mayor número de suscripciones ha recibido, 2.600 millones de euros.

Reembolsos de más de 2.000 millones

Según Ahorro Corporación, la gestión en España no sólo se enfrenta a este cambio en la estructura de activos, “sino que debe afrontar, fundamentalmente, la fuerte reducción del capital gestionado”. Según sus datos, en octubre los fondos sufrieron salidas netas de un total de 2.200 millones de euros, lo mismo que en septiembre, lo que sitúa el patrimonio total en 151.200 millones de euros, un 11,9% menos respecto al año anterior.

Se trata de una tendencia que ha afectado únicamente a los productos nacionales, ya que el patrimonio gestionado en España por las gestoras extranjeras continúa su senda ascendente. De hecho, según datos oficiales de la CNMV, a finales de marzo de 2010 contaban comás de 30.500 millones de euros en activos, casi el doble que lo registrado hace un año.

La caída patrimonial del mercado español corresponde a los productos de renta fija, incluidos monetarios, donde la pérdida se sitúa en 1.700 millones de euros en octubre y los 22.600 millones de euros en el año, un 28,2% del patrimonio total gestionado por la industria española a cierre del pasado ejercicio.

Rentabilidades positivas

Tanto en el mes como en el año, las diferentes categorías de fondos, a excepción de los inmobiliarios, muestran rentabilidades favorables. En octubre, los datos positivos de los mercados bursátiles quedaron fielmente reflejados en las valoraciones de los fondos: así, todas las categorías de activos, salvo la de inmobiliarios, cerraron el mes ofreciendo a los partícipes datos positivos, desde el escaso 0,005% de la renta fija duración, hasta el 2,55% de la renta variable. En 2010 esta positividad se amplía reflejando un rendimiento medio del 0,8%. Las diferencias en rentabilidad van desde el 0,3% de los monetarios y renta fija corto plazo, hasta el 5% de los fondos de riesgo bursátil.

 

 

Lo más leído