Los fondos de renta fija seleccionados por las gestoras internacionales para invertir con éxito en 2018


El término más importante para invertir con éxito en renta fija en 2018 será flexibilidad. Así lo desvela la encuesta que anualmente realiza Funds People entre los máximos responsables de 18 gestoras internacionales con oficina de representación en España, cuyos resultados en esta ocasión revelan que las estrategias de renta fija global son la opción favorita para la mayoría de los encuestados (exactamente para el 45%). Según explican, el hecho de que el gestor tenga las manos libres para ir a por las oportunidades allí donde se encuentren será determinante para tener éxito en 2018, más aún ahora que nos aproximamos a un nuevo escenario de cambio en la política monetaria de los bancos centrales que podría dar lugar a un subida de las tires de los bonos, con el consiguiente impacto que ello podría provocar en los mercados de renta fija.

Eso sí: en esta ocasión habrá que estar más atento que nunca a las propuestas que ponen encima de la mesa las gestoras extranjeras para saber cuál es la flexibilidad con la que cuenta el producto y cómo aplica exactamente cada gestor esa flexibilidad, midiendo además el éxito que está teniendo con su estrategia. Cada fondo es singular y sigue una filosofía muy determinada. Por ejemplo, algunos productos se pueden poner cortos en duración y lo hacen. Otros pueden y no lo hacen. Y otros directamente no pueden. La clave estará más que nunca en la habilidad del gestor para moverse con éxito por un mercado que se presupone no estará exento de dificultades el año que viene. 

Los inversores también tendrán que estar muy atentos a las propuestas que hacen el 55% de los responsables que se han decantado por otras opciones porque, todas ellas, son ideas de inversión que van en la línea de tratar de proteger el capital en un entorno de subida de tipos de interés. Y, como sucede con las estrategias de renta fija global, cada fondo es único. El 28% de los encuestados, por ejemplo, elige como primera opción de inversión un fondo de deuda de corta duración. Sin embargo, analizando los productos concretos que presenta cada uno, se observa que unos invierten en Europa, otros a nivel global e incluso los hay que buscan el mayor yield que ofrece la renta fija emergente, por lo que el inversor tendrá que estudiar con detenimiento los pros y los contras de cada estrategia.

Lo mismo ocurre con el 17% de encuestados que eligen un fondo de renta fija emergente como primera recomendación para 2018, ya que entre los productos seleccionados hay estrategias muy distintas. Algunos responsables apuestan por estrategias activas y globales. Otros, directamente lo hacen por un ETF de renta fija emergente. También hay quien propone los bonos flotantes e incluso estrategias de retorno absoluto para capear las bajas tires que ofrece en estos momentos el mercado europeo. Todas ellas van en la misma línea de buscar protección en un mercado al que cada vez se le ve menos recorrido.

El sondeo, que este año cumple su sexta edición, se realiza siempre a los responsables de las mismas entidades con el objetivo de conocer cuál es el tipo de productos recomendados y cómo van variando sus preferencias año tras año. Como dato significativo destaca el hecho de que el 72% de los encuestados han elegido como primera opción para invertir en 2018 un producto distinto al que habían escogido para hacerlo en 2017. Sólo 5 de los 18 encuestados recomiendan este año un producto diferente.

Siguiendo un orden alfabético, les presentamos cuáles son los fondos concretos escogidos por los máximos responsables de las gestoras internacionales como principal recomendación de inversión para el próximo año y los motivos que les han llevado a escoger esa estrategia, contado por ellos mismos:

Marta Marín (Amundi)La primera opción elegida por Marta Marín para invertir en el mercado de bonos el próximo año es el Amundi Funds Bond Global Aggregate. La directora general de Amundi para Iberia destaca del producto su capacidad para aprovechar el valor donde se encuentre en todo el universo de renta fija y divisas, un universo amplio y global en instrumentos, emisores y países. "Su gestión activa y flexible busca generar rentabilidades absolutas positivas tanto en entornos de subidas como de bajadas de tipos. Puede evitar regiones o sectores que ofrezcan riesgos no recompensados, diversificando en deuda pública, corporativa y emergente para buscar valor, poniendo el foco en la calidad y liquidez; mientras que las divisas constituyen una importante fuente de rentabilidad y su gestión activa del presupuesto de riesgo reduce la volatilidad. Una gestión de ciclo completo con una rentabilidad anualizada del 8,5% en sus 10 años de historia (AUC a cierre de octubre) y 4 estrellas Morningstar. Además, está gestionado por Amundi, uno de los mayores gestores de renta fija del mundo", subraya.

Beatriz Barros de Lis (AXA IM)La opción elegida por Beatriz Barros de Lis de cara al próximo año es el AXA WF Global Short Duration Bonds. Tal y como detalla la directora general de AXA Investment Managers para España, "la estrategia invierte de manera flexible en todo el espectro de la renta fija con vencimientos cortos, incluidos bonos ligados a la inflación, bonos de alta calidad crediticia (investment grade), high yield y deuda emergente en divisa fuerte. La calidad crediticia media es de grado de inversión. Al limitar el vencimiento de los bonos en los que invierte, se mitiga la volatilidad derivada de las posibles subidas de tipos de interés de mercado y los diferenciales de deuda corporativa al tiempo que se reduce el riesgo crediticio dando una mayor visibilidad a las fuentes y requisitos de flujos de caja de los emisores", revela Barros de Lis.

El producto seleccionado por Aitor Jauregui para afrontar 2018 es el BGF Fixed Income Global Opportunities Fund. Según explica el responsable de desarrollo de negocio de BlackRock en Iberia, se trata de un fondo de renta fija flexible global cuyo objetivo de inversión es maximizar la rentabilidad a través de una combinación de crecimiento e income, pero con un enfoque importante en preservación de capital, con un duración que puede estar entre los -2 y los 7 años. “El BGF FIGO ha demostrado tener buena rentabilidad tanto en mercados alcistas para la renta fija como en periodos de subidas de tasas. Además, no tiene índice de referencia, lo que le permite estar invertido solo en las mejores oportunidades que ve el equipo gestor, sin tener que asignar capital a estrategias que no estén convencidos. También tienen flexibilidad sectorial y geográfica. El fondo está gestionado por Rick Rieder (director de inversiones de renta fija), Scott Thiel y Bob Miller, tiene un objetivo de rentabilidad de Libor + 3-4% (neto de comisiones) y un objetivo de ratio de Sharpe superior a uno”.

Sasha Evers se queda con el BNY Mellon Global Dynamic Bond Fund, un producto gestionado por Newton, especialista en inversión global, que identifica temas y tendencias globales en los mercados de renta fija a largo plazo. Según el director general de BNY Mellon IM para Iberia, "el fondo invierte en mercados de renta fija, incluyendo deuda de gobierno, crédito grado de inversión, high yield y deuda emergente soberana. Además, toma posiciones en divisas, gestiona la duración de forma activa y utiliza derivados con fines de cobertura para reducir la volatilidad de la cartera y para protegerla. "Consideramos interesante este fondo porque es una estrategia de gestión activa y sin restricciones que, sin duda, se ve beneficiado por la estrategia de inversión temática de Newton y por una larga trayectoria de su estrategia, activa desde 2006. Es, además, un producto que persigue la protección de capital, algo que buscan los inversores conservadores en el momento en que nos encontramos".

MarioyArrietaEl fondo que ponen en el escaparate Mario González y Álvaro Fernández Arrieta, directores de distribución de Capital Group para Iberia, es el Capital Group Global High Income Opportunities (Lux). "Teniendo en cuenta el entorno de rentabilidades en mínimos en el que nos movemos actualmente, pensamos que la mejor opción pasa por decantarse por una estrategia de crédito flexible. En este sentido, el Capital Group Global High Income Opportunities (Lux) tiene el objetivo de proporcionar un dividendo de forma consistente a lo largo del tiempo y atesora más de 18 años de histórico. El fondo invierte de manera flexible y activa en el universo de deuda de alto rendimiento (corporativa, high yield y emergente) a nivel mundial y ha proporcionado un dividendo anual medio del 8% durante los últimos 14 años. Los gestores tienen una experiencia media de 26 años en la industria", revelan.

Captura_de_pantalla_2016-12-12_a_las_21El producto de renta fija seleccionado por Mariano Arenillas para encarar el próximo año es el Deutsche Floating Rate Notes Eur. En opinión del responsable de Deutsche Asset Management para España y Portugal, dado que los mercados esperan subidas de tipos de interés en 2018 y 2019, los bonos flotantes se vuelven cada vez más atractivos debido a su baja sensibilidad a los tipos. "El Deutsche Floating Rate Notes Eur tiene como objetivo lograr un rendimiento de renta fija de baja volatilidad en euros que es en gran parte independiente de las fluctuaciones de los tipos de interés y las divisas. Con este fin, el fondo invierte principalmente en bonos de tipos variables, así como depósitos a corto plazo y a plazo", destaca Arenillas de esta estrategia.

La estrategia de renta fija seleccionada por Sebastián Velasco para afrontar el 2018 es el FF Flexible Bond Fund, un producto que -según explica el director general de Fidelity para España y Portugal- ha sido diseñado para ser el núcleo de una cartera de renta fija y que invierte en bonos con un enfoque global, sin restricciones y de rentabilidad total. "Debido a los bajos rendimientos actuales, la correcta selección de bonos corporativos y un due diligence exhaustivo serán la clave a efectos de garantizar que el fondo esté expuesto a las empresas con la mejor rentabilidad ajustada al riesgo. En lo que respecta al riesgo de los tipos de interés, el nivel históricamente bajo de la deuda pública hace que sea prudente rebajar el riesgo de duración en la parte más conservadora de la cartera", afirma Velasco.

"¿Dónde invertir en renta fija en un entorno de subidas de tipos en EE.UU? Esta es la pregunta que nos hacemos todos a la hora de posicionar nuestras carteras de cara a 2018", afirma Ramón Pereira. El director general de Franklin Templeton para España y Portugal,cree que el Templeton Global Bond es una de las mejores opciones en renta fija de cara al próximo año. “En un entorno reflacionista viniendo de rentabilidades cero (y hasta negativas) el gran enemigo de la renta fija es la duración. Duración cero es nuestro objetivo en el Templeton Global Bond en este entorno. Manteniendo una alta rentabilidad a vencimiento (7,4%) con una calidad media en cartera de BBB+. El fondo tiene un sesgo emergente en divisas, las cuales después de años complicados ofrecen mucho valor siendo selectivos en países con importantes tasas de crecimiento (México, Brasil, India). Si crees en un entorno de crecimiento global, un entorno reflacionista y donde empezaremos poco a poco a alejarnos de los tipos al 0%, el Templeton Global Bond será una gran opción para un inversor en renta fija”, asevera.

La expectativas de Lucía Catalán es que el mercado de renta fija emergente siga teniendo un buen comportamiento durante el 2018. Por ello, la directora general de Goldman Sachs AM para Iberia y Latinoamérica recomienda el GS Emerging Market Debt. "Se trata de un fondo muy diversificado y con un amplio historial invirtiendo en deuda de países emergentes denominada en dólares. La estrategia aplica un enfoque bottom-up de selección de valores, basado en análisis fundamental respaldado por análisis cuantitativo. Los analistas estudian no sólo la situación financiera y fiscal del país emisor, también tiene en cuenta su situación macroeconómica y panorama político. El equipo de renta fija emergente de Goldman Sachs AM creado en 1993 y cuyos fundadores continúan hoy liderando el equipo, es un referente dentro de esta clase de activo, con más de 45.000 millones de dólares en activos bajo gestión. El fondo se sitúa en el primer cuartil de su categoría a 3 y 5 años", destaca Catalán.

La gran apuesta en renta fija de Íñigo Escudero es Invesco Euro Short Term Bond. Se trata de una estrategia que -según el director de Ventas y de Servicio al Cliente de Invesco para Iberia y Latinoamérica- es mucho más que un fondo de liquidez. "El equipo gestor, liderado por Luke Greenwood y Lyndon Man, invierte principalmente en una cartera diversificada de deuda soberana a corto plazo y deuda corporativa con grado de inversión denominada en euros, con la flexibilidad de invertir una pequeña parte de la cartera en deuda con vencimientos más largos no denominada en euros o deuda high yield si las circunstancias lo aconsejan. Se trata de un fondo perfecto para afrontar el potencial escenario de incremento de tipos que puede producirse en los próximos trimestres. El fondo se sitúa en el cuartil 1 de su grupo de comparables (1, 3 y 5 años) y duplica como mínimo la rentabilidad de su índice de referencia a 1 y 3 años", explica Escudero.

La estrategia de renta fija con la que se queda Javier Dorado, director general de J.P.Morgan AM para España y Portugal, de cara al próximo año es el JPM Global Bond Opportunities Fund. "En un escenario complicado para la renta fija, en el que es seguiremos viendo divergencias en las políticas monetarias de los principales bancos centrales y hay pocas oportunidades en el mercado europeo, creemos que el JPM Global Bond Opportunities es un fondo muy bien posicionado y dotado de la flexibilidad necesaria para capitalizar las mejores ideas globales dentro del universo de renta fija. Este fondo presenta un comportamiento histórico muy atractivo con un nivel de riesgo moderado. Está gestionado por uno de los mayores equipos de renta fija, que cuenta con una gran cantidad de recursos a nivel global para poder desarrollar e implementar sus ideas de inversión", destaca Dorado del producto.

De cara a 2018, Javier Mallo continúa apostando por fondos de renta fija flexibles, globales y sin restricciones, como es el caso de Legg Mason Western Asset Macro Opportunities Bond Fund. Según explica el responsable de Legg Mason Global AM para España y Portugal, "este fondo, especialmente diseñado para maximizar la rentabilidad en cualquier entorno de mercado con un límite de volatilidad, ha obtenido una rentabilidad en lo que va de año del 13%, y creemos que seguirá obteniendo buenos rendimientos en los próximos meses. Se trata de un fondo que invierte de manera muy diversificada en diferentes subsectores en el universo de renta fija y también incorpora una gestión macro que se combina de manera táctica (curva, duración -que puede oscilar entre -5 y 10 años- y volatilidad)".

La preferencia de Ignacio Rodríguez Añino, responsable de M&G Investments en España, Portugal y América Latina, es el M&G Emerging Markets Bond Fund. "La renta fija sigue siendo una parte fundamental en las carteras y unos de sus segmentos más interesantes en este momento –y sin duda el próximo año– son los mercados emergentes. Los fundamentales de los países emergentes siguen mejorando en línea con los buenos datos macro que vemos a nivel global. Oportunidades seleccionadas en Asia, Europa del Este y América Latina podrían proporcionarnos sorpresas muy atractivas en 2018. Nuestra apuesta por tanto es el M&G Emerging Markets Bond Fund, gestionado por Claudia Calich. El fondo acumula más de un 11% de rentabilidad en lo que va de año y cuenta con absoluta flexibilidad para encontrar las oportunidades de inversión más atractivas entre geografías, divisas y peso en cartera entre bonos gubernamentales y corporativos", explica.

La apuesta de Sophie del Campo en renta fija para 2018 es el Loomis Sayles Short Term Emerging Markets. Según la directora general de Natixis IM para Iberia, Latinoamérica y EE.UU. Offshore, actualmente, los bonos de corta duración de mercados emergentes ayudan a diversificar las posiciones en renta fija y ofrecen rentabilidades más interesantes que los de otras regiones en el momento actual de mercado. "La cartera de este fondo está orientada a la obtención de valor: invierte principalmente en títulos de renta fija de emisores de mercados emergentes, esencialmente de tipo corporativa hard currency, y con una calidad crediticia media investment grade. Está basado en la amplia investigación macroeconómica y de emisores de Loomis Sayles, que incluye la cobertura sobre 60 países y se gestiona con un objetivo de volatilidad interno de 2,5-3%. El fondo está diversificado en mercados globales emergentes y no sigue ningún índice de referencia", apunta Del Campo.

En el actual entorno de rentabilidades bajas (e incluso negativas) los inversores están teniendo dificultades para encontrar soluciones de renta fija capaces de generar rentabilidades positivas con un nivel de riesgo bajo. Esto, sumado al temor a una subida repentina de los tipos de interés, no hace sino complicar más la situación. Para tratar de solventar estos problemas, Laura Donzella propone a los inversores un producto lanzado recientemente por Nordea: el Nordea 1 – Low Duration European Covered Bond Fund. "Esta cartera, basada en su reconocida y exitosa European Covered Bond Strategy, es una solución innovadora con un nivel limitado de duración (~1 año), que cuenta con un altísimo nivel de seguridad a la vez que es capaz de generar rentabilidades positivas", indica la responsable de la gestora nórdica para Iberia y Latinoamérica.

Captura_de_pantalla_2016-12-13_a_las_12Según Gonzalo Rengifo, "la deuda empresarial en euros es el activo más caro en renta fija, mientras la de emergentes sigue barata y puede haber oportunidades en moneda local, con altas rentabilidades relativas a vencimiento. De ahí el sentido del Pictet Short Term Emerging Corporate Bonds, que invierte en crédito empresarial de emergentes, favorecido por el entorno de bajas rentabilidades en deuda soberana y búsqueda de rentabilidad adicional con volatilidad moderada. Ahora bien: convienen vencimientos a corto plazo, dada su menor sensibilidad a variaciones de tipos de interés de EE.UU. Además, estas compañías han aumentado su flujo de caja y reducido apalancamiento financiero. De hecho, sus tasas de impago y recuperación en crédito en general se ajusta a estándares desarrollados y para calificaciones crediticias equivalentes su solvencia suele ser mejor", señala el director general de Pictet AM para Iberia y Latinoamérica.

Durante gran parte de este año, los mercados se han comportado de manera complaciente, lo que -según Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal- obliga a estar más alerta si cabe a los posibles riesgos que acechan de cara a los próximos meses. Dentro del área de renta fija y particularmente, en el universo de bonos corporativos, en la firma siguen cautos porque las valoraciones no son atractivas y porque esperan que el BCE compre menos bonos a medida que empiece a reducir estímulos. "Para tener éxito, será clave un enfoque flexible y ágil. El Schroder ISF Euro Credit Absolute Return invierte en bonos denominados en euros y emitidos por empresas de todo el mundo con el objetivo de proporcionar una rentabilidad positiva durante un periodo de hasta 12 meses en todas las condiciones de mercado. Para ello, el fondo invierte la mayor parte de sus activos en posiciones largas o cortas (a través del uso de instrumentos derivados) en bonos denominados en euros y emitidos por gobiernos, organismos públicos, supranacionales y empresas de todo el mundo. Se caracteriza por la amplitud de su universo de inversión, pudiendo invertir en bonos de alto rendimiento, deuda pública soberana, valores respaldados por activos e hipotecas y bonos convertibles. A finales de octubre, acumulaba una rentabilidad desde el inicio del año del 3.7% (clase A Acc EUR)".

Dentro del apartado de renta fija, la recomendación de Juan Infante para 2018 es un ETF, concretamente el UBS ETF (LU) J.P. Morgan USD EM Diversified Bond 1-5 UCITS ETF. Según explica el responsable de UBS AM para Iberia, "se trata del primer ETF del mercado que combina bonos soberanos y corporativos de mercados emergentes de duración corta. De esta forma, ofrece a los inversores acceso a bonos emergentes soberanos, cuasi soberanos y corporativos con un vencimiento de entre uno y cinco años de una forma simple y con un coste eficiente. De hecho, su objetivo es generar mejores rendimientos que los que se obtienen con la exposición a renta fija de mercados desarrollados. Otra característica diferenciadora de esta producto es que las ponderaciones por países están limitadas al 3% con el objetivo de reducir la concentración y mejorar el perfil de riesgo retorno en comparación con los índices de renta fija que no están limitados".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente