Los fondos de real estate británico reabren sus puertas


El próximo 4 de noviembre, los partícipes del M&G Property Portfolio podrán volver a tramitar órdenes, después de tres meses de suspensión (se hizo efectiva el 5 de julio) debido a los fuertes reembolsos experimentados por el fondo tras el Brexit. Desde M&G Investments indican que el ajuste sobre fair value aplicado originalmente el 1 de julio de 2016 también se ha eliminado.

William Nott, consejero delegado de M&G Securities, ha indicado que “la suspensión creó un entorno más similar a las condiciones normales, permitiéndonos planificar y elegir los activos más apropiados para vender al precio correcto para preservar la integridad y el futuro del fundo”. En este sentido, el gestor del fondo ha aprovechado para mantener en cartera los activos de mayor calidad y reducir la exposición a los percibidos de mayor riesgo, de tal manera que se han vendido, intercambiado o puesto bajo oferta 58 propiedades por un monto total de 718 millones de libras.

Cabe recordar que el fondo - como los otros perjudicados por el mal resultado del referéndum- está disponible sólo para inversores minoristas en Reino Unido. Sin embargo, la crisis de liquidez generada por el elevado grado de incertidumbre tras el resultado del referéndum puso el foco de todos los inversores sobre esta clase de activo, por temor a ser la primera señal de una oleada de ventas en otras clases de activos aún por materializar.

De hecho, la normalización del mercado – con la excepción de la libra- ha permitido que las gestoras con fondos que invierten en esta clase de activo hayan ido reabriendo discretamente las puertas de sus productos. El que fuera detonante de la preocupación, el SLI UK Real Estate Fund, por ser el primero en suspender los flujos el pasado 4 de julio, volvió a operar con normalidad el pasado 17 de octubre, como ya informó Funds People.

Desde Standard Life Investments indicaron que aprovecharon el periodo de suspensión para implementar un programa de venta controlada y estructurada de activos “para conseguir suficiente liquidez como para afrontar reembolsos futuros y asegurar que el fondo está bien posicionado para el largo plazo en el mercado”. Adicionalmente, indicaron que “el mercado de activos inmobiliarios comerciales se ha estabilizado” y que habían retirado el ajuste de precios aplicado en junio.

Idéntica maniobra ejecutó el 14 de octubre Henderson, al retirar la suspensión del Henderson UK Property PAIF. Previamente, el 3 de octubre la firma informó de la retirada del ajuste por fair value, y notificó que seguiría reevaluando los activos en cartera con una frecuencia de dos veces al mes.

El primer fondo en retirar propiamente la suspensión fue el de Aberdeen: el Aberdeen UK Property Fund sólo estuvo cerrado entre el 6 y el 11 de julio, tiempo en el que se aplicó un ajuste por dilución del 17% a los partícipes de la cartera. Posteriormente, Columbia Threadneedle Investments anunció el 26 de septiembre el levantamiento de la suspensión del Threadneedle UK Property Authorised Investment Fund (Threadneedle PAIF). Al igual que el resto de competidores, la gestora optó por vender activos durante este tiempo para generar un colchón de liquidez para el fondo (todos los fondos suspendidos ofrecían liquidez diaria).

De esta forma, de los seis fondos afectados originalmente sólo queda uno por reabrir, el de Aviva Investors. El Aviva Investors Property Fund, que invierte principalmente en real estate comercial y lleva suspendido desde el 4 de julio, y por el momento no tiene visos de cambiar de estatus.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído