Los fondos de pensiones públicos mantienen su confianza en los hedge funds, a pesar de todo


Los hedge funds registraron salidas netas por 15.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2016, lo que marca la primera vez que estas estrategias acumulan dos trimestres seguidos de reembolsos netos desde 2009 (leer más sobre qué les está pasando a los hedge funds).

Estas salidas se explican, entre otras cosas, por el cierre total o parcial de sus posiciones de varios fondos de pensiones públicos estadounidenses –como el fondo estatal de Illinois o el de los empleados públicos de la ciudad de Nueva York–, movimientos que han venido acompañados de declaraciones en contra de los hedge funds por parte de figuras muy mediáticas como Warren Buffett o Hillary Clinton.

Sin embargo, y pese a la frustración que expresan muchos inversores con los malos resultados y las elevadas comisiones de estos productos, los datos demuestran que no se está produciendo un éxodo masivo por parte de los fondos de pensiones públicos. Al contrario: según la firma de análisis Preqin, el número de fondos de pensiones públicos que invierte en hedge funds ha aumentado progresivamente en los últimos años, pasando de 234 en 2010 a 282 en 2016. Además, el porcentaje medio invertido en estas estrategias también ha aumentado hasta alcanzar cerca del 10% de la cartera. Y al menos seis fondos de pensiones públicos municipales y estatales se están planteando invertir por primera vez en hedge funds.

HEDGEFUNDS-PENSIONS

Búsqueda de alternativas

Lo cierto es que muchos de los grandes inversores institucionales han venido manteniendo sus asignaciones a hedge funds con el objetivo de obtener rentabilidades no correlacionadas con la dirección de los mercados y reducir la volatilidad de sus carteras, según revela una encuesta elaborada por Preqin en 2014.

Pero, tras el mal comportamiento registrado en los últimos meses, algunos están empezando a buscar alternativas. Es el caso del fondo de pensiones de los empleados públicos de Nuevo México, que ha reducido su asignación a hedge funds a favor de la inversión en crédito y activos reales.

Otros, como el fondo estatal de Massachusetts, han decidido cerrar sus posiciones en fondos de hedge funds con el objetivo de eliminar un nivel de costes. Y casi todos están negociando comisiones más bajas: según Hedge Fund Research (HFR), entre finales de 2011 y finales de 2015, las comisiones se redujeron una media del 5,3%.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído