Los fondos de pensiones europeos se alejan de la renta variable


Los fondos de pensiones europeos están respondiendo de forma proactiva a la probable reducción de ventajas fiscales y monetarias y su consiguiente impacto en las estrategias de inversión. Según un estudio elaborado por Mercer, en el que han participado cerca de 1.000 fondos de pensiones europeos con activos por valor de 500.000 millones de euros, el 32% de los planes están considerando explícitamente el impacto potencial que tendrán en su estrategia los actuales paquetes de ventajas fiscales y están más preocupados por el efecto que tendría en sus inversiones un aumento de la inflación.

Con la recuperación económica, la tendencia a abandonar las inversiones en renta variable continúa. Esto es particularmente evidente en los mercados de prestación definida más maduros como Reino Unido, donde las inversiones han caído del 54% en 2009 hasta el 50% en 2010. En Irlanda se han reducido del 60% al 59% y en Holanda del 28% al 23%. Es probable que esta tendencia continúe, con el 29% de los esquemas de Reino Unido y el 35% de los esquemas en el resto de Europa planeando más reducciones en renta variable local. Más del 20% de los esquemas de Reino Unido y un 35% del resto de esquemas europeos están planeando reducir las inversiones en renta variable no local.

Al analizar los planes de pensiones que recurren a las divisas, alrededor de un 10% espera introducir algún porcentaje que abarcar o aumentar su porcentaje actual de divisas durante el próximo año.

En cuanto a la renta fija, aunque los bonos siguen siendo la opción más extendida en la mayoría de las carteras de inversión de los fondos europeos, se ha producido un cambio significativo en la actitud hacia este tipo de inversión desde el estudio del año anterior. Por ejemplo, un 12% de los planes de pensiones de Reino Unido planean aumentar sus inversiones en bonos del estado frente al 6% que pensaban hacerlo el año pasado. En cuanto a bonos corporativos, la tendencia se ha revertido y sólo un 16% de los esquemas de Reino Unido pretenden aumentar sus inversiones en esta opción frente al 27% del año pasado.

La inversión en tipos de activos no tradicionales continúa siendo fuerte y se observan incrementos en algunos países como Reino Unido e Irlanda (ambos han pasado de un 6% a un 9% en 2010), y Suiza (ha pasado de un 19% a un 23%). En el Reino Unido, los planes de pensiones favorecen los hedge funds, las tácticas globales de distribución de activos (GTAA) y el capital riesgo. En torno a un 4%-9% de los planes tienen algún tipo de estrategia de inversión en una o más de estas oportunidades. En el resto de Europa, los planes favorecen los fondos de hedge funds (el 8% tienen alguna inversión en esta opción), bonos de alto rendimiento (8%) y fondos de fondos de capital riesgo (6,6%).

El informe también resalta que los fondos de pensiones están intensificando sus labores de búsqueda de nuevas oportunidades en los mercados de economías emergentes. Al menos un 16% de los planes pretenden invertir en deuda de los mercados emergentes antes que en renta fija.

Lo más leído