Los fondos de pensiones europeos, preocupados por el crecimiento de la inflación


Según el Estudio sobre Asset Allocation de los fondos de pensiones a nivel europeo, elaborado por Mercer, los fondos de pensiones europeos están cada vez más preocupados por el impacto de las sacudidas de la inflación en sus carteras de inversión, dado que sigue existiendo volatilidad en el mercado. El informe, que abarca cerca de 1.000 fondos de pensiones europeos con activos por valor de 500.000 millones de euros, concluye que el 80% de los participantes están ahora más preocupados por el aumento de la inflación que hace un año y muchos están tomando medidas para proteger sus inversiones.

El estudio muestra que el 38% de los fondos preocupados por la inflación están planeando llevar a cabo acciones inmediatas para protegerse. El 18% pretende aumentar su inversión en bonos ligados a la inflación, el 5% está invirtiendo en activos sensibles a la inflación y el 3% en swaps ligados a la inflación.

El 12% restante han tomado otras acciones como establecer procesos para explotar oportunidades a medida que éstas surjan, mediante acuerdos de gestión discrecional o introduciendo una serie de indicadores, que de ser alcanzados, se aumentarían las inversiones en bonos o swaps ligados a la inflación.

“Los últimos 12 meses se han caracterizado por una sensación general de malestar y cambios rápidos del optimismo al miedo y viceversa. Las políticas monetarias expansivas han creado el ambiente ideal para que vuelva a subir la inflación, lo cual es causa de preocupación para muchos fondos”, comenta Ignasi Puigdollers, socio responsable del área de inversiones de Mercer.

Tanto Irlanda como Reino Unido siguen teniendo un sesgo hacía la renta variable en sus inversiones, aunque ésta va decreciendo año tras año. En Reino Unido la inversión en renta variable es actualmente del 47%, frente al 50% del año 2010, y 20 puntos porcentuales menos que cuando comenzó a hacerse el estudio en el año 2003. El mayor porcentaje de descenso en Reino Unido se ha dado en la renta variable doméstica, pasando del 28% en el año 2009 al 21% en la actualidad. Los fondos irlandeses han experimentado de media la mayor reducción de inversiones en renta variable desde 2010, cayendo del 59% al 50%. Las inversiones en renta variable del resto de Europa permanecen bajas, particularmente en Alemania (5%), debido a regulaciones locales. En Países Bajos, los fondos de pensiones invierten en renta variable una media del 26% y en Suiza el 30%.

En los próximos 12 meses, el 23% de los fondos europeos y el 35% de los fondos de Reino Unido planean aumentar sus inversiones en fondos del Estado a nivel local y/o en clases de inversión no tradicionales.

“Este alejamiento de las inversiones en renta variable ha supuesto que los planes más grandes de Europa se han expuesto de manera significativa a los bonos del Estado. Sin embargo, dado que el rendimiento de los bonos está a niveles históricamente bajos, la pretensión es diversificar la exposición a los bonos para aumentar su rendimiento dentro de la cartera de inversión. Muchos fondos de pensiones están considerando mercados alternativos de deuda como deuda de alto rendimiento y deuda de países emergentes, y también algunas ideas oportunistas como deuda de países en dificultades o deuda intermedia”, comenta Puigdollers.

Si vamos más allá, los fondos europeos están buscando incrementar sus inversiones estratégicas en clases de inversión no tradicionales. Un 22% de los fondos europeos pretenden aumentar sus inversiones en deuda de mercados emergentes (un 11% de los fondos en UK). Cerca del 6% de los fondos europeos planean una mayor diversificación dentro del mercado de deuda, invirtiendo más en deuda de países con dificultades (7% de los fondos de Reino Unido).

“Dado que se espera un crecimiento débil en muchos países, la tasa de crecimiento de economías emergentes sigue atrayendo la atención y los planes de pensiones no se están centrando exclusivamente en renta variable para asegurarse de que pueden aprovechar todo el crecimiento potencial en esos mercados”, concluye Puigdollers.

Lo más leído