Los fondos de pensiones crecerán más gracias al mercado que a las aportaciones


En los próximos años una de las claves de los planes de pensiones está en la necesidad de trabajar bien los retornos para compensar la menor aportación que vendrá de todos los pilares, tanto el primero como el segundo y el tercero. Así lo indicó Tom Geraghty, director del área de Inversiones de Mercer EMEA, en el VII Foro de Fondos de Pensiones de Empleo organizado por Mercer y celebrado recientemente en Madrid bajo el título “Tiempos de reformas y de retos: ¿segunda oportunidad?”.

 

En la misma línea se había pronunciado antes Fermín Álvarez, presidente de la Agrupación de fondos de pensiones, que auguraba en un evento organizado por Inverco un 2012 de estabilidad pero en el que contemplaba la posibilidad de que del mantenimiento o la caída de las aportaciones netas hasta dar lugar a una cifra plana, en línea con la disminución desde los 5.000 millones de aportaciones netas de otros años hasta los 1.000 de 2011. “El crecimiento a futuro vendrá dado por la rentabilidad más que por las aportaciones”, decía.

 

Una realidad que convivirá con un entorno con más retos para los planes de pensiones. Geraghty habló de las oportunidades de inversión para el próximo año y algunas ideas tácticas y estratégicas que podrían ayudar a afrontar los desafío. Algunas de las ideas que están trabajando con los clientes giran en torno a las coberturas de bajo coste en escenarios de alta volatilidad, nuevo marco de inversión en renta fija: bonos de gobierno versus bonos corporativos; estructuración de una cartera de renta variable global teniendo en cuenta las nuevas hegemonías del mundo; buscar valor diseñando carteras que miran al futuro sin basar el análisis en éxitos pasado, etc.

 

Tres recomendaciones para el mercado español
Para el mercado español de pensiones, un mercado principalmente de aportación definida que sigue inmerso en una necesaria reforma de las pensiones, presentó algunas soluciones que están implementando los fondos internacionales.

 

Entre ellas, Geraghty destacó tres recomendaciones: en primer lugar, la necesidad de perfilar a los clientes del plan de pensiones, analizar la demografía del colectivo y diseñar el asset allocation en función de ello; una gestión del riesgo más intensa; y por último, considerar el ciclo de vida para analizar si es más adecuado realizar una gestión teniéndolo en cuenta u optar por un asset alocation estático, y también considerar ese ciclo de vida para realizar un buen ejercicio de buen gobierno.

Noticias relacionadas

Lo más leído