Los fondos de las gestoras extranjeras son más caros que los locales por su mayor perfil de riesgo


Los fondos domiciliados en España, de las gestoras nacionales, resultan de media más baratos que si se consideran conjuntamente todos aquellos fondos disponibles para la venta en el país, es decir, los de entidades españolas más los que traen a España las extranjeras. Lo que muestra que los fondos de las gestoras foráneas contribuyen a elevar el TER medio de los fondos en España en la mayoría de categorías, sobre todo en la de fondos mixtos y de renta fija. Es decir, que son más caros que los locales. La excepción está en los fondos monetarios, donde ocurre lo contrario.

Según los datos del tercer informe Global Fund Investor Experience que elabora Morningstar, en el que los analistas otorgan a España una nota de notable bajo como domicilio para los partícipes de fondos de inversión, los fondos de las gestoras foráneas llegan a elevar el TER de los fondos mixtos españoles en 70 puntos básicos: el TER es del 0,95% para los fondos domiciliados en el país y del 1,64% para el total a la venta. La diferencia es de 30 puntos básicos en los de renta fija, donde el TER medio es del 1,01% para los fondos españoles y del 1,31% para el total disponible para la venta, y apenas perceptible en los de renta variable: los fondos bursátiles domiciliados en España tienen un coste medio del 1,88%, y el total de fondos disponibles para la venta, del 1,9%. 

Uno de los motivos que apunta el informe es que, como los fondos españoles no suelen tener comisiones de suscripción (solo entre el 25% y el 50% de los fondos domiciliados la tienen, y son sobre todo garantizados), eso hace que los jugadores extranjeros en el mercado español tengan que rebajar sus comisiones de suscripción, más frecuentes, o incluso lanzar clases específicas sin ellas para competir aquí y, como contrapartida, elevan la comisión de gestión. Entre el 50% y el 75% del total de fondos a la venta en España tiene comisiones de entrada, según el informe.

Además, según explica Javier Sáenz de Cenzano, director de Análisis en España de Morningstar, entre los fondos españoles mixtos, más de un 60% son defensivos, y al ser un perfil de riesgo más bajo suelen ser más baratos que la media de la categoría. Y lo mismo ocurre con la renta fija, pues la mayoría de fondos españoles son de deuda a corto plazo de riesgo bajo, más baratos que los de perfil más arriesgado de las gestoras extranjeras.

Con todo, la excepción que confirma la regla son los fondos monetarios: el TER de los fondos disponibles para la venta en España es del 0,4%, frente al 0,51% de los productos locales. Resumiendo: los monetarios de gestoras españolas son más caros que los que vienen de fuera.

En la media

En general, los fondos de inversión españoles no son más caros que los de otros países del mundo: están en la media de la industria mundial, porque el coste de los fondos de renta variable domiciliados en España, ligeramente por encima de la media, se compensa por el menor coste de los mixtos. En los de bolsa, los costes son equiparables a los de Francia o Noruega pero mayores que en el resto de los 24 países estudiados en el informe, exceptuando Italia y Canadá, donde el TER se sitúa por encima del 2%. El único país con un TER menor al 1% en fondos de renta variable es Estados Unidos.

En el caso de los mixtos, el TER de los fondos domiciliados en España está en línea con Estados Unidos, Nueva Zelanda, Hong Kong, Dinamarca o Australia, pero el coste es superado por el resto de países. La mayoría cuenta con costes de entre el 1,25% y el 1,75%, mientras Canadá tiene los más altos, por encima del 2%. En cuanto a los de renta fija, el TER de España está en la media. Exceptuando Canadá y Japón, donde el TER supera el 1,3%, el coste de los fondos locales en el resto de países está por debajo del 1,15% en los fondos locales aunque de forma generalizada, en el total de disponibles en casi todos los países, el precio sube por encima de esa cifra. Lo que indica que los fondos de renta fija de las gestoras extranjeras en otros mercados suelen tener costes mayores que los fondos locales.

En los monetarios, el país más caro es China, con un TER cercano al 0,8%, si bien en Francia, Corea y Estados Unidos los inversores que suscriben fondos locales pagan menos del 0,2%. El estudio de Morningstar muestra que los TER en esta categoría han bajado con respecto a años anteriores.

Distribución y rentabilidad

Aparte de estos costes, el estudio también muestra que, en general, y a diferencia de la mayoría de países estudiados, el inversor español no compra fondos a través de un asesor, por lo que la comisión de distribución está incluida en el precio del fondo. Con respecto a las comisiones de rentabilidad, España permite utilizarlas pero sin aplicar una reducción equivalente en las bajadas al alza que se aplica en las subidas, aunque todas esas condiciones asimétricas están bien claras en los documentos, dice el informe. En Morningstar explican que, aunque no han sido comunes en el pasado, han aumentado su frecuencia en los últimos años, sobre todo en fondos que utilizan estrategias alternativas.

Estados Unidos, el más competitivo

En general, Estados Unidos es el país que más nota obtiene con respecto a las comisiones y costes de sus fondos de inversión según Morningstar, lo que quiere decir que es el país más barato en lo que a la industria se refiere y que lo ha sido en las tres ediciones en las que se ha elaborado el informe, al contrario de Canadá, en el otro extremo. En Estados Unidios además ha habido una tendencia a eliminar las comisiones de reembolso. Pero esas economías de escala que se ven en el país americano no se aprecian en otros grandes domicilios europeos, como Luxemburgo o Irlanda.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído