Los fondos de inversión y de pensiones dejarán de hacer pagos fraccionados en 2013


Una enmienda del Grupo Parlamentario Popular en el Senado al proyecto de ley por la que se adoptan diversas medidas tributarias evitará que los fondos de inversión y los fondos y planes de pensiones tengan que realizar pagos fraccionados a cuenta del impuesto sobre sociedades a partir de enero de 2013. La medida también afectará a las sicav, a las sociedades y fondos inmobiliarios y, en general, a las entidades cuya tributación no sea superior al 10% como las entidades sin ánimo de lucro.

Hasta ahora, los fondos de inversión –como en general el resto de sujetos pasivos del impuesto de sociedades– están obligados a realizar tres pagos fraccionados a lo largo del ejercicio fiscal. En el caso de los fondos de pensiones, pese a estar también obligados, dicho pago no ha conllevado ingreso alguno, ya que su importe se ha calculado en función de un porcentaje sobre el tipo de gravamen. Esto ha sido así hasta que en marzo de este año se modificó la forma de calcular el pago fraccionado. A partir de ese momento y con efectos prácticos desde el mes de octubre (fecha en la que hay que ingresar el segundo pago) se fijó un mínimo a ingresar igual al 12% de la cuenta de pérdidas y ganancias.

Hasta el 20 de diciembre, estas entidades tendrán que ingresar el último pago fraccionado a cuenta del ejercicio 2012. A finales de noviembre, la subdirectora general de Impuestos sobre las Personas Jurídicas, Begoña García-Rozado, emitió un informe confirmando y explicando la obligación de realizar este pago fraccionado mínimo por parte de las IIC y los fondos de pensiones.

La enmienda introducida por el Grupo Parlamentario Popular en el senado el pasado 4 de diciembre tiene como objetivo evitar que entidades que no están gravadas de manera efectiva en el impuesto sobre sociedades –como es el caso de los fondos de pensiones– o lo están a tipos de gravamen muy reducidos –como los fondos de inversión o las sicav o las entidades sin ánimo de lucro– se vean obligadas a realizar un pago fraccionado, con carácter excepcional, en función de su resultado contable.

Como los pagos fraccionados realizados en 2012 serán superiores al pago efectivo final que por el impuesto sobre sociedades tienen que realizar los fondos de inversión y de pensiones, la Administración Tributaria devuelve de oficio dicho exceso recibido.

Archivos adjuntos

Noticias relacionadas

Lo más leído