Los fondos de fondos como herramienta comercial


Es habitual que las gestoras de fondos de inversión justifiquen las ventajas de los fondos de fondos incidiendo en aspectos como la diversificación, el acceso a gestores locales o la posibilidad de hacer asset allocation de una manera rápida, flexible y eficiente.

Sin embargo es poco común encontrar reflexiones acerca de las ventajas comerciales que implica el lanzamiento y gestión de fondos de fondos, a pesar de que la existencia de estos productos ha supuesto, sin duda, un importante impulso comercial a ciertas clases de activos.

Gracias a los fondos de fondos las gestoras nacionales han podido dar respuesta de una manera rápida y eficiente a demandas de los clientes en segmentos especializados de gestión (como por ejemplo mercados emergentes o bonos high yield). Los fondos de fondos lanzados por las gestoras nacionales y que invierten en este tipo de activos han servido para que entidades de todos los tamaños fuese capaces de ofrecer una correcta gama de fondos.

Sin la figura del fondo de fondos las entidades financieras españolas hubiesen tenido cuatro opciones. La primera es limitar el lanzamiento de productos especializados, lo que seguramente hubiese llevado no sólo a tener menores activos bajo gestión, sino también a ofrecer una imagen menos dinámica y moderna. En segundo lugar podían haber distribuido directamente fondos de terceros a sus clientes, lo cual es un proceso habitualmente más complicado que la creación de un fondo de fondos, y posiblemente, menos rentable. En tercer lugar hubiese sido posible crear fondos especializados mediante mandatos de gestión. Esta opción es habitualmente compleja, implica costes para la gestora nacional y ofrece mucha menor flexibilidad que la figura del fondo de fondos. Además el mandato de gestión suele requerir de un patrimonio bajo gestión habitualmente más elevado que el mínimo legal de un fondo.

Por último, se podría haber contratado equipos de gestores especializados para administrar los nuevos tipos de activos. Esta opción además de llevar aparejados elevados costes, conlleva mayores riesgos y menor flexibilidad que el lanzamiento de un fondo de fondos. Cambiar o sustituir un equipo interno de gestores tiene evidentes dificultades, mientras que el cambio de un fondo por otro en un fondo de fondos es sencillo. Adicionalmente, es más fácil eliminar un fondo de fondos de un tipo de activo que finalmente no ha tenido demanda que recolocar a un gestor o grupo de gestores especializados en dicho tipo de activo.

En el futuro creo firmemente que los fondos de fondos continuarán teniendo un papel clave en la oferta comercial de productos novedosos. La gestión “directa” de activos financieros se mantendrá plenamente vigente en los productos core, mientras que en las inversiones satélite los fondos de fondos serán protagonistas.

Lo más leído