Los fondos de BlueBay con sello Funds People


BlueBay tiene cuatro fondos de inversión con sello Funds People, todos ellos con la calificación de Consistentes. Siguiendo el orden de mayor a menor patrimonio, el primero de estos productos es el BlueBay Investment Grade Bond. Es un fondo con un patrimonio global de 5.616 millones de euros (datos al 31 de mayo de 2016) que fue lanzado en noviembre de 2003. Actualmente lo gestiona el equipo compuesto por Raphael Robelin, Andrzej Skiba y Marc Stacey. Este producto trata de generar una rentabilidad absoluta atractiva, con retornos ajustados al riesgo, a lo largo de todo el ciclo de crédito. Para conseguirlo, los gestores se sirven de un acercamiento dinámico, basado en el análisis y enfocado en la generación de alfa a través de una gestión activa, al tiempo que se tratan de minimizar los riesgos bajistas. Los gestores identifican oportunidades de alta convicción y valor relativo a través de un proceso de análisis fundamental riguroso.

El objetivo del fondo es lograr una rentabilidad total que supere a la del índice iBoxx Euro Corporates Index a partir de una cartera de valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión. Para conseguirlo, invierte al menos dos terceras partes de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países europeos cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión. Además, podrá invertir hasta una tercera parte de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países no europeos cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión. También tiene capacidad para invertir hasta el 15 % de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia inferior a categoría de inversión, siempre y cuando a dichos valores no se les asigne una calificación por debajo de B-/B3. Al menos dos terceras partes de los activos netos estarán denominados en las monedas de países de la Unión Europea. Finalmente, el fondo podrá invertir hasta una tercera parte de su patrimonio neto en valores denominados en divisas de otros países cuyo rating de solvencia de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión.

El segundo fondo es el BlueBay Investment Grade Euro Aggregate Bond, con 1.634 millones de euros (datos del 31 de mayo de 2016) y un track record de seis años. Lo gestionan Mark Dowding, Raphael Robelin y Russel Matthews con una filosofía similar a la del fondo anterior. El fondo tiene el objetivo de inversión de generar una rentabilidad total que supere a la del índice Barclays Capital Euro Aggregate Index a partir de una cartera de valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión. Para conseguirlo, invierte al menos dos terceras partes de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países de la Unión Europea cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión.

Podrá invertir hasta una tercera parte de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países fuera de la Unión Europea cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión. También podrá invertir hasta el 15 % de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia inferior a categoría de inversión, siempre y cuando a dichos valores no se les asigne una calificación por debajo de B-/B3. Adicionalmente, al menos dos terceras partes de los activos netos estarán denominados en las monedas de países europeos. 

El tercer fondo es el BlueBay Global High Yield Bond, con 1.023 millones de dólares (datos a 31 de mayo de 2016). En este caso, el acercamiento de Bluebay a la deuda high yield y la deuda distressed se centra en la gestión del riesgo bajista. La selección de bonos se realiza a través de un análisis propietario que es dinámico y proactivo, con el que se busca explotar las oportunidades de apreciación de capital a través de un análisis de valor relativo entre sectores, emisores y estructuras de capital y de la migración de riesgo positivo y la trayectoria de crédito. Justin Jewell y Thomas Kreuzer gestionan el fondo, que tiene un track record de seis años.

El fondo tiene como objetivo lograr una rentabilidad total que supere a la del índice BoFa Merrill Lynch Global High Yield Constrained Index a partir de una cartera de valores de renta fija. El fondo invierte al menos dos terceras partes de su patrimonio neto en obligaciones de deuda a tipos de interés fijos y flotantes, sénior y subordinadas, de sociedades con un rating de solvencia inferior a categoría de inversión, aunque también podrá invertir en bonos de empresas en dificultades. Al menos un 50 % de los activos netos del fondo se invierten en valores emitidos por entidades domiciliadas en EE.UU., pero también podrá invertir hasta un 10 % de su patrimonio neto en valores emitidos por entidades domiciliadas en Latinoamérica (México, Centroamérica, Sudamérica y las Islas del Caribe incluida Puerto Rico); y hasta un 10 % en valores emitidos por entidades domiciliadas en Asia (el continente asiático y las islas del Pacífico circundantes incluidas Australia y Nueva Zelanda).

El último fondo es el BlueBay Invesment Grade Euro Goverment Bond, gestionado por Mark Dowding, Raphael RobelinRussel Matthews y también con casi seis años de track record (fue lanzado en diciembre de 2010). Su patrimonio global asciende a 1.196 millones de euros (datos a 31 de mayo de 2016). En este caso, el acercamiento de la firma se basa en la presunción de que los mercados financieros son ineficientes, lo que permite generar alfa a través de la gestión activa. Se emplea un proceso de inversión disciplinado para identificar oportunidades para generar alfa y también se busca la identificación de posiciones para infraponderar y sobreponderar. Los gestores reconocen la naturaleza asimétrica del riesgo de cola a nivel emisor, y emplean tanto derivados de crédito como cash bonds de forma dinámica y sin restricciones para cumplir con sus objetivos de alfa. La intención última del fondo es capitalizar las oportunidades para generar alfa atractiva al tiempo que minimiza la volatilidad.

El objetivo de inversión del fondo es lograr una rentabilidad total que supere a la del índice Barclays Euro Aggregate Treasury Index a partir de una cartera de valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión. El fondo invierte al menos dos terceras partes de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países de la Unión Europea cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión. Podrá invertir hasta una tercera parte de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia de categoría de inversión y emitidos por entidades domiciliadas en países fuera de la Unión Europea, cuya calificación de la deuda soberana a largo plazo sea de categoría de inversión. También podrá invertir hasta el 15 % de su patrimonio neto en valores de renta fija con un rating de solvencia inferior a categoría de inversión, siempre y cuando a dichos valores no se les asigne una calificación por debajo de B-/B3. Al menos dos tercios de los activos netos del Subfondo estarán denominados en las monedas de países europeos.

La gestora cuenta con otro fondo de categoría Blockbuster: BlueBay Investment Grade Absolute Return Bond.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído