Los fondos armonizados crecen más que los no UCITS hasta abril


El patrimonio de los fondos de inversión europeos compatibles con la normativa UCITS creció el 8% en los cuatro primeros meses de 2010, frente al 6,6% de subida de los productos que no lo son. Así, sus activos pasaron de 5,17 billones de euros a finales de 2009 a los 5,58 billones con que cerraron abril, según datos de Efama. Por su parte, los fondos que no siguen esta normativa, que representan el 24% de la industria, también vieron incrementado su patrimonio hasta 1,78 billones de euros. En conjunto, la industria europea movía a finales de abril 7,36 billones de euros, una cifra el 7,6% mayor que la de 2009.

Sin embargo, los productos no UCITS atraen más capital en términos relativos. Así, en lo que va de año registraron entradas de 44.500 millones de euros (gracias a 37.000 millones dirigidos a fondos especiales), una cifra que supone el 2,5% de sus activos bajo gestión, frente a los 71.600 millones de suscripciones en los fondos UCITS, que representan el 1,3% de su patrimonio.

En este último caso, la industria se vio afectada por las fuertes salidas en los productos monetarios, que en el primer cuatrimestre sumaban 45.200 millones de euros, si bien en abril las salidas, de 7.300 millones, fueron muy inferiores a los 18.800 millones de euros de marzo. Sin contabilizar estos reembolsos, las suscripciones en abril en los fondos de largo pazo sumaron 27.300 millones de euros, un nivel similar al de marzo, contabilizando 116.800 millones desde enero.

De la renta variable a la renta fija

El mayor atractivo entre los productos UCITS reside en los fondos de renta fija, que en el primer cuatrimestre de 2010 captaron 57.500 millones de euros. Una tendencia que gana fuerza, pues en abril las entradas rozaron los 15.000 millones frente a los 13.300 del mes anterior, especialmente en el terreno corporativo, que los inversores perciben como más seguro que la renta variable e incluso que algunos bonos soberanos. También los fondos mixtos gozan del favor de los inversores, con entradas de 32.600 millones de euros hasta abril y con un patrón de aceleración, pues en el mes las captaciones sumaron 8.800 millones frente a los 5.600 de marzo.

Y todo, a costa de los fondos de renta variable, que si bien hasta abril captaron 21.200 millones, en ese mes sólo sumaron 230 millones, frente a los 8.500 de marzo, un signo de rechazo a la bolsa no visto desde marzo de 2009, lo que refleja las preocupaciones sobre la crisis de deuda griega y su contagio a Europa, según Efama.

Lo más leído