Tags: Negocio |

Los fondepósitos captan 5.500 millones de euros


Mientras la industria de inversión acumula unas pérdidas de 53.104 millones de euros en2008, los fondepósitos han captado en lo que va de año 5.546 millones, según los datos de Inverco, que hoy publica el diario Negocio.



La confianza de los inversores en este tipo de productos se mantiene intacta a pesar de la crisis. Otros fondos, también considerados seguros, como los garantizados o los monetarios comienzan a peder adeptos. Sin embargo, los fondepósitos los ganan mes tras mes a pesar de sus modestas rentabilidades. No en vano, en septiembre ninguno de estos vehículos registró una rentabilidad superior al 0,50%.



Estos productos, que se crearon al amparo de la última ley de instituciones de inversión colectiva, están viviendo su época dorada. La masiva salida de los inversores de los fondos y la tenaz campaña que mantienen las entidades financieras, para captar pasivo que les proporcione liquidez, han propiciado el auge de estos vehículos, que se sitúan a medio camino entre los fondos tradicionales y los depósitos financieros. En lo que va de año, las gestoras han lanzado al mercado seis fondepósitos, en un ejercicio que se caracteriza por la escasez de la oferta de nuevos productos.



Son, además, de los vehículos más demandados y de los pocos que mantienen sus suscripciones netas en positivo. En septiembre, de los cuatro productos que más patrimonio captaron dentro de la categoría de renta fija a corto plazo, tres eran fondepósitos.



Banesto Fondepósitos, aumentó sus activos en 89 millones de euros el mes pasado, Ahorro Corporación Fondepósito captó más de 77 millones y Santander Depósitos Plus, más de 36 millones de euros.



La relación de las firmas de inversión con este tipo de productos resulta paradójica ya que destinan parte de sus activos a los que son su principal enemigo en la actualidad: los depósitos. En este sentido, cabe distinguir entre las gestoras pertenecientes a entidades financieras o las firmas independientes.



Para las primeras, los fondepósitos suponen una doble válvula de escape. Por un lado, retienen al partícipe en fondos y por otro, constituye una inyección de liquidez para sus depósitos. Sin embargo, para las gestoras que no pertenecen a ninguna entidad supone "ceder" parte de sus activos a quien le está "robando" en gran medida a sus clientes. No obstante, a tenor de los hechos, las firmas prefieren invertir parte de su patrimonio en depósitos financieros y no perder más ahorradores.

Lo más leído