Los family office lo tienen claro: huyen de la renta variable y aumentan la liquidez


Tener un alto patrimonio no va a asociado a tener un alto nivel de riesgo en cartera. Por el contrario, los gestores de los family office europeos han reaccionado ante la crisis como la mayoría de gestores: tiñendo de conservadurismo las carteras.



Así lo demuestra el Informe 2009 sobre los Family Offices de Europa, realizado por Merrill Lynch/Campden Research, según el cual estos gestores tan sólo tenían en renta variable un 18% del patrimonio gestionado (frente al 34% que tenían un año antes) y un 26% en liquidez, frente al 5% del año anterior. El estudio revela que los Family Offices prevén un regreso de su inversión en renta variable a los niveles anteriores de la crisis, del 34% aproximadamente, en los próximos tres años.“En 2008, la cultura de protección de activos sustituyó a la de crecimiento. La crisis del crédito fue el detonante de una brusca caída de las acciones y una contracción de los mercados de crédito. Los family offices respondieron con una huída hacia la liquidez”, explica Mark Nixon, Director del Grupo de Family Offices de Merrill Lynch para EMEA. “También está claro que en 2009 tienen la intención de adoptar estrategias defensivas para capear el temporal.”El estudio, realizado sobre 40 family offices de 10 países, entre ellos, Alemania, Suiza y Reino Unido, revela una vuelta hacia los activos tradicionales y un alejamiento de las inversiones alternativas. En 2008, la distribución de la cartera media entre inversiones tradicionales y alternativas fue del 55%-45%, con lo que se invirtió el ratio previsto del año anterior. La riqueza gestionada por los family offices oscila entre 100 y más de 1.500 millones de euros.El 65% de los family offices modificó su estrategia de inversión como consecuencia directa de las turbulencias del mercado. Casi la mitad, el 48%, afirma que, debido a la crisis, su mayor preocupación fue la protección de los activos. Asimismo, el 35% dice que su principal preocupación fue la falta de opciones de inversión viables.El estudio pone de relieve que las turbulencias del mercado han reforzado la opinión de que los Family Offices deben mantener su independencia. De esta manera, las estrategias principales para 2009 y principios de 2010 incluirán la búsqueda y conservación de personal de calidad, el perfeccionamiento de la gestión de inversiones, la mejora del gobierno, la reevaluación de las relaciones con los proveedores de servicios y la actualización de los procedimientos de gestión del riesgo.