Los expertos reorganizan las claves de la planificación patrimonial


Apenas queda nada de los esquemas tradicionales de planificación financiera y fiscal y sí muchos retos por delante. Tras el año 2012, definido por María Sanchiz, socia de PwC Tax & Legal Services, como “ese año que vivimos peligrosamente”, las pautas han cambiado. En ese momento, Hacienda puso en marcha un proceso de regularización fiscal para aflorar patrimonios ocultos que “habría sido difícil que se hiciera peor”, según Enrique López de Ceballos, socio de RHGR-Ontier. Pero además, “tras la amnistía fiscal llega la reforma fiscal” destaca Carlos Ferrer, socio de Cuatrecasas, Gonçalves, Pereira. Por si esto no bastara, el mundo offshore vive su global desmantelamiento y, como así explica Luis Trigo, socio director de Broseta, al consiguiente afloramiento de capitales en Europa, los próximos en ver la luz “vendrán de Latinoamérica”. 

Como así dejaron claro este jueves todos los expertos que participaron en la conferencia “Nuevos Escenarios para la Banca Privada” organizada por la aseguradora luxemburguesa VitisLife en la sede madrileña de Cuatrecasas, Gonçalves, Pereira, el entorno actual es todo un reto para la planificación patrimonial, para la banca privada. Un reto por el momento de incertidumbre, pero también porque hay más dinero en circulación y se abren nuevas oportunidades de negocio. Por productos, los expertos valoraron las diversas opciones que un clásico como el unit linked ofrece dentro de la gestión patrimonial. En este sentido, Rafael Nuñez, socio en People Services de KPMG Abogados, destacó su utilidad en los patrimonios con implicaciones en diversas nacionalidades en los casos en que la aseguradora no es española.

En cuanto a los frentes abierto que ahora tienen los asesores, por un lado están los clientes que no se acogieron a la regularización fiscal. Según Luis Trigo, aunque la llamada amnistía de 2012 fue una oportunidad, ahora y como siempre está abierta la regularización voluntaria para el resto. Aunque, como así reconocieron otros ponentes, la situación en estos casos no deja de ser complicada. Por otro lado, también está la Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero, el famoso modelo 720, que por primera vez se tuvo que presentar antes del 30 de abril de 2013 y ahora en 2014 antes del 30 de marzo. Las consecuencias de no cumplir correctamente con este impreso son muy elevadas (entre otros, la no prescripción para siempre de lo no declarado), pero además, como así destacó Enrique López de Ceballos, pone en la misma situación a quien regularizó y a quien no. 

Donar o mantener la calma

El otro foco de la incertidumbre lo aportan las reformas fiscales que se avecinan. Para Carlos Ferrer está claro que en previsión de lo pueda venir, lo mejor es aprovechar las donaciones bajo el beneficioso régimen fiscal de la Comunidad de Madrid, algo que también comparte Enrique López de Ceballos. Sin embargo, para Luis Trigo la mejor opción es ser prudentes y no tomar decisiones en función de unos cambios de los que, en su opinión, tampoco cabe esperar mucho. 

Junto al capital aflorado por la regularización en España, tanto Trigo como Ferrer pusieron el acento en el capital que está en circulación tras el fin del mundo offshore. Para Trigo esto supone una gran oportunidad para el sector de la banca privada donde se va a asistir a un cambio radical en el que ya se está viendo la internacionalización de muchas entidades y para Ferrer es “todo un reto para la planificación.”

Unit Linked: bueno caso por caso

Sobre las oportunidades que presenta el unit linked en la gestión patrimonial, los expertos coincidieron en que el argumento fiscal no puede ser el determinante en su elección. Para los ponentes, este instrumento no es fiscal y hay que analizarlo caso por caso para decidir sí es o no el idóneo. Y, en todo caso, coincidieron en el alto potencial que tiene ya sea a la hora de planificar una sucesión como al ser utilizado dentro de los sistemas retributivos. Al tiempo, destacaron que sus mayores ventajas se ponen de manifiesto cuando el unit linked es un traje a medida, similar a una sicav o una SIF, pero que si se configura como producto masivo se desvirtúa.

Profesionales

Noticias relacionadas