Los expertos de Henderson contestan algunas de las preguntas claves sobre la renta variable europea


 A medida que Europa se adentra en la segunda fase de la recuperación, la renta variable de la región ya no parece estar manifiestamente barata, aunque son todavía muchos los expertos que consideran que su atractivo frente a otras regiones y clases de activos es indudable. Una de ellas es Henderson Global Investors. “Hoy en día, los principales indicadores de crecimiento económico se mueven en terreno positivo y los beneficios empresariales deberían convertirse, en adelante, en los motores de los precios de las acciones. El panorama no está exento de riesgos pero, con la reducción de las correlaciones entre los títulos, el mercado se está tornando cada vez más favorable a la selección de valores y presenta un mayor potencial para la generación de alfa”. Sin embargo, el inversor se está haciendo varias preguntas que en la gestora han querido responder:

1. ¿Está Europa barata?

No es ningún secreto que Europa se encuentra en proceso de recuperación y, como otras clases de activos, se ha producido un marcado repunte en los mercados de renta variable en los últimos dieciocho meses. Basándonos en un PER estimado a 12 meses, el índice MSCI Europe está negociándose actualmente a un múltiplo de 14,1 veces, en comparación con las aproximadamente 9 veces de mediados de 2012 y con una media histórica de 13 veces. Por tanto, ¿está Europa barata? La respuesta es no, al menos ya no en términos absolutos. Sin embargo, en términos relativos, Europa sí sigue siendo una opción atractiva, sobre todo frente a la renta variable estadounidense y a los bonos a escala mundial.

Gráfico 1: En relación con los beneficios de las empresas en todo el mundo, la renta variable europea sigue pareciendo barata.

2. ¿A quién favorece la situación actual del mercado europeo?

Estamos en un mercado favorable para la selección de valores. Desde la crisis financiera, Europa ha experimentado un aumento de la correlación entre los valores ganadores y los perdedores de los mercados bursátiles y ambos se mueven más al unísono. Esto reduce el valor que los gestores de fondos pueden aportar mediante una sólida selección de títulos. No obstante, desde finales de 2012, la tendencia comenzó a revertirse con la caída de las correlaciones desde niveles artificialmente elevados. Esto sugiere que una sólida selección de títulos obtendrá cada vez más recompensas a medida que la tendencia siga su curso en los próximos años, respaldando así la tesis de una estrategia activa en la renta variable europea.

Gráfico 2: La caída de la correlación apunta al regreso de un mercado favorable a la selección de valores

3. ¿En qué punto se encuentran los beneficios?

Lo más leído