Los expertos de CapitalatWork apuestan por la recuperación en raíz cuadrada


En el galimatías de letras para definir la forma que tendrá la recuperación de la crisis, la de la raíz cuadrada está tomando fuerza últimamente y los expertos de CapitalatWork apuestan por este escenario. “Los mercados siguen subiendo, pero cuando se retiren las ayudas es cuando llegará la parte plana de la raíz cuadrada”, explica Lucas Monjardín, director de inversión de la firma de gestión de patrimonios. Monjardín considera que el sector de la vivienda sigue constituyendo un freno para una recuperación en V ya que la morosidad irá en aumento, lo que imposibilitará un crecimiento más pronunciado.



Su escenario macroeconómico actual es el de una recuperación económica paulatina (en Estados Unidos a finales de año, Europa en 2010 y España y Reino Unido en 2011) junto con una inflación moderada.



Hablan en CapitalatWork del efecto “muelle”. Es decir, el rebote que va a tener que existir por los niveles exageradamente bajos que se habían llegado en compañías buenas y sanas que han estado muy infravaloradas. Según apunta Eric Ollinger, consejero delegado de CapitalatWork, la bolsa aún tienen recorrido para poder seguir mejorando, pero con volatilidad y con correcciones que serán "fuertes, pero cortas".



Consideran que las acciones siguen todavía baratas en los niveles actuales y, por tanto, que hay buenas oportunidades aunque siempre “siendo selectivo ya que todo ha subido y no todo lo merece, pero eligiendo las buenas compañías se puede ganar”. En opinión de Ollinger las empresas que sobrevivan a la crisis serán compañías con más fuerza, ya que habrán aprovechado los meses de crisis para reducir costes, reestructurarse y refinanciar su deuda. “Las empresas están haciendo sus deberes, están en mejor forma física que hace diez años”, señala Ollinger.



En este sentido, apuestan por compañías tecnológicas (Microsoft o Google), del sector energético e industriales, sobre todo aquellas globalizadas con presencia en Asia. Siguen muy negativos en el sector financiero ya que consideran que todavía quedan noticias negativas por salir a la luz y, además, con los tipo de interés a los niveles actuales, son negocios poco rentables.

En renta fija creen que invertir en la parte corta de la curva tiene un coste de oportunidad muy alto, por lo que prefieren optar por la deuda a medio y largo plazo y además, preferentemente corporativa.

Lo más leído