Tags: Negocio | ETF | Pensiones |

Los ETF y la nueva regulación de los Planes de Pensiones


En febrero de 2018 se publicaron en el BOE importantes cambios en la regulación de los planes de pensiones, el más llamativo, la introducción de la posibilidad de disposición anticipada de los derechos consolidados del partícipe de un plan de pensiones correspondientes a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad. La primera ventana de liquidez se abrirá en enero de 2025, cuando se podrán recuperar los derechos correspondientes a aportaciones o primas abonadas antes del 1 de enero de 2016. El objetivo principal es hacer estos productos de ahorro a largo plazo más atractivos, sobre todo para los jóvenes.

Pero también tiene consecuencias en la gestión de las carteras. Profesionales del sector de las pensiones las analizan en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por UBS sobre el uso de ETF.

Augusto Caro, responsable de la Dirección de Renta Variable, Fondos Mixtos y Planes de Empleo de Bankia Fondos, explica que el hecho de dar liquidez a los 10 años a los planes de pensiones supone un factor adicional que obliga a medir la liquidez y el horizonte temporal de los activos en los que se invierte el patrimonio de cada uno de los fondos. Es muy complicado estimar la evolución del patrimonio de los fondos ante ese evento de liquidez, ya que no se sabe cómo va a reaccionar el partícipe ante ello y podrá incluso verse influido por el comportamiento del mercado en los periodos anteriores a la apertura de esa ventana. En cualquier caso, destaca que, en general, “las carteras de los fondos de pensiones son muy líquidas y pueden deshacerse sin problemas, y, aunque en un evento como este el ETF puede tener un poco más de liquidez, no va a suponer un cambio radical”. Considera que tendrá impacto, no tanto en un mayor uso de ETF, como en un menor peso de las inversiones ilíquidas, como el capital privado o los inmuebles.

Alberto Gómez-Reino, director de Inversiones de Clientes Institucionales de BBVA Asset Management, considera que reducir el horizonte temporal medio de un fondo de pensiones es inconsistente con la tendencia a internacionalizar y sofisticar la gestión de las carteras, ya que una de las variables importantes de esa internacionalización y sofisticación es la iliquidez. “Si el dinero no se necesita hasta dentro de 40 años, ¿por qué se tiene que mantener un 95% de la cartera en productos que sean líquidos mañana? Hay una inconsistencia de criterio. Por el camino se dejan muchas primas, las de iliquidez entre ellas, y muchos estilos de gestión desaprovechados”.

023

En el mismo sentido, Josep Sentís, director de Inversiones de Seguros y Pensiones de Sabadell Asset Management, explica que “en España, el porcentaje de activos ilíquidos en las carteras de pensiones suele estar muy lejos del que consideramos óptimo. Creo que, a efectos prácticos, la posibilidad de rescates a los 10 años dificulta progresar en la senda de aumentar el peso de esos activos ilíquidos”.

Más en general, y en referencia a sistemas de adscripción por defecto como el que defienden en España las entidades financieras y las aseguradoras, Pedro Coelho, responsable de Ventas de ETF para Iberia de UBS, recuerda que en países de nuestro entorno se han desarrollado sistemas de capitalización del ahorro, como el auto enrollment, en los que la inscripción en el mismo de un trabajador que inicia su vida laboral es obligatoria para la empresa pero el empleado se puede salir de él voluntariamente. El experto advierte que “si la gente no ahorra va a tener un problema para vivir tras la jubilación porque no hay capital para que los ciudadanos que no lo hacen puedan mantener su nivel adquisitivo”. Destaca que, en lugar de encontrar maneras de promocionar este tipo de ahorro a largo plazo, se da liquidez a los planes de pensiones para rescatarlos.

016

Reducción de comisiones

Además de introducir la ventana de liquidez, se ha modificado la regulación de las comisiones de gestión y depósito a percibir por las entidades gestoras y depositarias de fondos de pensiones. En el caso de las comisiones de gestión, se sustituye el importe máximo único por una tabla de comisiones máximas en función de las diferentes políticas de inversión de los fondos, promoviendo una reducción mayor en los fondos con criterios inversores más prudentes y orientados a la preservación del capital, como son los que tienen un componente total o mayoritario de renta fija. También se reduce la comisión máxima de depósito para todos los fondos de pensiones. ¿Han servido estos cambios para promover el uso de ETF en estas carteras?

Josep Sentís comenta que en el caso de Sabadell Asset Management no usan los ETF porque hayan bajado las comisiones máximas puesto que, según apunta, las comisiones de gestión de los planes ya eran bajas, sobre todo en los fondos de empleo. En cambio, sí que señala que “las consultoras internacionales, en su labor de asesoramiento a las comisiones de control, han impulsado la inversión en determinadas clases de activo de nicho, como los ABS, la renta variable de baja volatilidad o el inmobiliario cotizado”. Considera que este hecho es un motor del crecimiento del uso de ETF en el mercado español.

031

La reducción de las comisiones de gestión en los fondos de pensiones sí que probablemente esté favoreciendo la inversión en ETF, según Augusto Caro. “Lo que se tiene que tener muy claro es que debe haber una proporción adecuada entre el valor que genera el fondo y la comisión que se cobra. En el momento en que un gestor activo de manera recurrente no es capaz de generar alza y, por tanto, de batir al ETF, hay que ir a una gestión pasiva”. También destaca que en los ETF están bajando las comisiones por la mayor eficiencia: los sistemas están mejorando y el volumen ayuda a poder tener una comisión menor sobre un patrimonio más alto.

Alberto Gómez-Reino afirma que “en un mundo donde los tipos reales en la eurozona están en negativo, el mantener comisiones altas es imposible. Las gestoras lo que van a hacer es intentar ofrecer un producto más atractivo, o no tan poco atractivo, teniendo en cuenta que la industria en España es conservadora”. Explica que con un carry negativo de partida en España del 1,5% solo por la inflación más las comisiones, hay una gran presión sobre los gestores y sobre los proveedores que les sirven.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído