Tags: ETF |

Los ETF pulverizan un triple récord en marzo


Los ETF globales pulverizaron un triple récord en marzo: máximo mensual y trimestral en flujos de entrada y máxima captaciones en lo que va de año. El crecimiento orgánico anualizado de la industria se aceleró en marzo hasta el 22%, frente al 13% de todo el ejercicio 2016, mientras que los flujos del primer trimestre de 2017 (+189.100 millones de dólares) fueron superiores al récord trimestral anterior, registrado en el cuarto trimestre de 2014 (137.800 millones de euros). Los flujos de entrada en lo que va de año son más de dos veces y media superiores a los registrados en el mismo periodo de 2016. Patrick Mattar, del equipo de mercados de capitales de la región EMEA de BlackRock, ha encontrado cinco temáticas clave que han impulsado los flujos de entrada en ETP domiciliados en Europa en marzo de 2017:

1. Se mantiene el liderazgo de los ETF de renta variable. Por sexto mes consecutivo, los flujos de entrada en fondos cotizados de renta variable domiciliados en Europa (+7.100 millones) superaron a los captados por los ETF de renta fija (+2.700 millones). Se trata del quinto mes más importante de la historia en términos de flujos de entrada en productos cotizados de renta variable. Para poner este dato en contexto, estos seis últimos meses han representado el periodo semestral de mayor captación por parte de ETF de renta variable domiciliados en Europa.

2. Los flujos de entrada en ETF de renta fija se vieron impulsados por los productos de renta fija emergente. Los flujos de entrada en estos productos alcanzaron los 1.300 millones en marzo, lo que supone el nivel más elevado en este sentido de todas las categorías de ETP de renta fija. Los fondos cotizados de deuda emergente denominada tanto en divisa local como en divisa fuerte han captado importantes flujos de entrada este año, en un contexto caracterizado por la retórica proteccionista del presidente estadounidense Donald Trump. “Uno de los principales catalizadores para estos flujos es el atractivo rendimiento y calidad crediticia en comparación con otras clases de activos”, afirma Mattar.

3. Los inversores estadounidenses siguen a los europeos hacia el Viejo Continente. A medida que se disipan los riesgos geopolíticos y mejoran los fundamentales de la renta variable, los inversores siguen entrando de forma decidida en productos cotizados de renta variable europea. Estos fondos, domiciliados bien en Europa o en Estados Unidos, han captado capital todas las semanas desde principios de febrero de 2017. Entre diciembre de 2015 y enero de 2017 se habían registrado unas salidas totales por valor de 39.000 millones de fondos cotizados de renta variable europea domiciliados en Estados Unidos, lo que supone una reducción del 45% en la base de activos totales.

4. El imperio emergente contraataca. Tras las elecciones en Estados Unidos, los ETF de renta variable y renta fija emergente protagonizaron importante salidas impulsadas por las políticas proteccionistas del presidente Trump. Este año, la situación se ha revertido y los flujos de entrada se han intensificado en marzo. El interés por parte de los inversores hacia emergentes no se limita únicamente a los ETF de renta fija. A pesar de que el nivel actual de activos bajo gestión es 80 millones inferior al nivel previo a las elecciones en EE.UU, los flujos hacia ETF de renta variable emergente domiciliados en Europa han crecido. Esto apunta a que los inversores se han centrado más en el retroceso del dólar y en el descenso de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense que en la reciente subida de los tipos de interés.

5. Ríos de oro. Tras las elecciones estadounidenses, los inversores empezaron a liquidar sus posiciones en ETP de oro. Este año, las posturas parecen divergir en función del domicilio de los inversores. Los inversores europeos han aumentado de forma constante sus posiciones en ETP de oro. De hecho, este año únicamente ha habido dos semanas en las que se hayan registrado salidas y, además, sólo durante el mes de marzo, se han registrado flujos de entrada por valor de 1.000 millones. Los flujos de entrada en fondos cotizados de oro domiciliados fuera de Europa han sido mucho menos consistentes, registrándose importantes salidas de capitales a principios de mes. Esta dinámica sugiere que los inversores europeos actualmente están más centrados que otros en la diversificación de sus carteras.

6. Inversión en robótica, una temática creciente. Los flujos de entrada en ETF y fondos de inversión centrados en robótica se han acelerado notablemente en los últimos 12 meses, desde un nivel estimado de 5.090 millones hasta los 8.950 millones en este periodo, según Bank of America Merrill Lynch. Los cuatro ETF existentes a nivel global centrados en robótica (dos estadounidenses y dos europeos) crecieron desde los 415 millones de dólares a 21 de diciembre de 2016 a los 1.080 millones a 31 de marzo de 2017.

Empresas

Noticias relacionadas