Los dos fondos Consistente del rey de los bonos, Jeffrey Gundlach, que el mercado español aún no ha descubierto


Jeffrey Gundlach es el actual rey de los bonos (con permiso del ya retirado Bill Gross). Matemático y filósofo de carrera, Gundlach se labró su fama demostrando destreza en el mercado de emisiones titulizados respaldados por hipotecas (mortgage-backed securities). Gundlach fue de los primeros en alertar de los riesgos en el sector de las subprime mucho antes de que estallara la crisis de 2007 y su gestión ayudó al TCW Total Return Bond a navegar la corrección. Tal es así que fue nombrado por Monrningstar gestor de renta fija de la década en 2009. Tras su marcha forzada de la firma norteamericana en pleno 2009, ahora canaliza su expertise a través de su proyecto personal, la gestora DoubleLine.

En España cuentan con dos fondos con Sello FundsPeople 2020 por su calificación de Consistente: el Doubleline Shiller Enhanced CAPE® y el Doubleline Low Average Duration Bond Fund. Dos vehículos con un track record destacable, pero que sin embargo han pasado desapercibidos en el mercado nacional. Ninguno cuenta con la calificación de Blockbuster, por lo que tienen menos de 100 millones de euros en activos en nuestro país.

Analizamos las dos estrategias. En ambas la gestión está en manos de Gundlach y el subdirector de Inversiones, Jeffrey Sherman. Sherman, a quien podéis escuchar en el podcast semanal The Sherman Show (@ShermanShowPod), ha trabajado mano a mano con Gundlach desde la fundación de Doubleline. 

1) El Doubleline Shiller Enhanced CAPE® se podría definir como un indexado de gestión activa. Tiene como objetivo batir al S&P 500. Y su estrategia se basa en replicar al 100% el Schiller Barclays CAPE® US Sector Total Return Index, co creado con el laureado profesor Robert Schiller. La idea es batir al índice al aposar por los sectores más baratos de la renta variable estadounidense large cap. El ratio CAPE® es más que solo ponderar por PER. Miran factores como la media de beneficios a 10 años ajustada a la inflación para “mirar a través del ciclo” y aplican filtros para evitar las trampas de valor.

Screen_Shot_2020-07-28_at_13

También se aplica una exposición del 100% a una cartera subyacente de colaterales de renta fija. Esta pata de la cartera se gestiona activamente mediante su proceso FIAA, un componente crítico en varias de las estrategias de renta fija de DoubleLine. Es un enfoque conservador, con duraciones cortas, en renta fija global para batir a la liquidez en un ciclo completo de mercado.

El fondo tiene un especial foco en gestionar la eficiencia de la asignación de capital. Así, la exposición a la renta variable se logra con contratos swaps unfunded total return sobre el índice CAPE®.

2) El Doubleline Low Average Duration Bond Fund evita ser una “recolección de activos”, en palabras de Robert Cohen. El proceso de selección de las emisiones se basa en un análisis riguroso y honestidad intelectual. Junto con Gundlach y Sherman, el fondo cuenta con la visión de Luz Padilla, directora de renta fija internacional, y Cohen, director de crédito global de países desarrollados, en la gestión.

La estrategia combina un enfoque bottom-up y top-down. Por un lado, los gestores determinan las mejores emisiones con las que componer la cartera. Y por otro, el Comité de Inversiones determina la asignación de activos en base al proceso de análisis de DoubleLine, el FIAA (fixed income asset allocation). El comité está formado no solo por los altos mandos de la gestora. También cuenta con la opinión de sus 17 analistas, cada uno especializado en una clase de activos. “Muchas de las conversaciones ocurren de manera informal”, cuenta Cohen. Esas charlas se formalizan en la reunión mensual, donde cada experto cuenta al equipo lo que están viendo en el mercado. En ese comité también se revisan las posiciones basadas para analizar qué ha funcionado bien y qué no. Es un trabajo muy de equipo, lo que Cohen identifica como una de las claves de su éxito.  

Mantener una duración baja es una cualidad particular de este fondo, que busca insular del riesgo de subidas de tipos. Pero añaden una capa adicional de vigilancia: la duración de los spreads. Y es que el fondo busca sobrevivir a dos escenarios: tanto si hay subidas de tipos como si hay temores en el crédito corporativo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído