Los directivos, empleados y agentes de Tressis adquieren una participación mayoritaria de la entidad


El equipo directivo de Tressis, junto a empleados y agentes de la sociedad de valores, han llegado a un acuerdo con los accionistas no ejecutivos para adquirir una participación mayoritaria de la entidad -en torno a un 55%- a través de una operación MBO (management buy out). La operación permitirá, además, la entrada en el accionariado de Tressis de Haitong Capital, el brazo de capital riesgo de Haitong Bank en el mercado ibérico, quien ha coordinado la operación. Tras la firma de este acuerdo de compra-venta, su formalización definitiva está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades supervisoras de España y Portugal.

El precio de la operación no se ha hecho público, ni tampoco la participación concreta que el grupo chino de origen portugués Haitong tendrá en el capital social de Tressis, aunque la entidad confirma que será minoritaria.

Tressis es responsable de más de 3.500 millones de euros bajo gestión y tiene como objetivo consolidar su posición en el mercado como una de las entidades independientes líderes en el sector del asesoramiento financiero y gestión de patrimonios.

La operación la han liderado los ejecutivos fundadores de la sociedad, José Miguel Maté, Santiago de Rivera y Sonsoles Santamaría que, con el resto de los empleados y agentes de la entidad, conformarán la mayoría de control.

“Los próximos años estarán marcados por el crecimiento y la expansión, sin perder la esencia que nos ha permitido cosechar más de 15 años de éxitos. Nuestra experiencia y reputación en la gestión de patrimonios, unidos al aporte de recursos financieros, solvencia y presencia global de los nuevos socios, nos permitirán consolidarnos como líderes en gestión de patrimonios en España”, justifica Maté, consejero delegado de la firma.

Operación frustrada con Morabanc

A comienzos de 2015, Tressis llegó a un acuerdo con la entidad andorrana Morabanc para que esta segunda se hiciese con el control del 85% del accionariado de la primera por unos 43 millones, lo que por aquel entonces suponía valorar la firma en 50,5 millones de euros. Sin embargo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), después de tres meses de análisis y estudio de la operación, no la aprobó, lo que frenó la entrada de Morabanc en España y obligó a seguir funcionando de forma independiente a Tressis.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído