Los directivos de Novagalicia aún confían en llevar adelante el proyecto sin ser subastada


"Nos sentimos útiles". "Nos han dado por muertos muchas veces y aquí estamos a punto de conseguir nuestro objetivo". Así de confiados se mostraron ayer los máximos directivos de NCG Banco, José María Castellano y César González Bueno, en una convocatoria organizada por la APIE. Las autoridades insisten en que las entidades nacionalizadas (Catalunya Caixa y Novagalicia, principalmente) serán subastadas cuanto antes. Frente a ello, ambos banqueros aseguraron que pueden existir diferentes vías para hacer este proceso: por un lado la subasta competitiva; por otro lado, la opción de que se venda a un inversor, y, por último la liquidación. 

Novagalicia, según sus ejecutivos (que no es lo que plantean las autoridades económicas), podría optar a venderse a un único inversor, lo que le permitiría mantenerse en solitario para aprovechar la rentabilidad que da la franquicia en una región como Galicia, donde predominan los ahorros frente a los créditos. 

El presidente de la entidad destacó que a finales de la semana pasada se vieron con un inversor estadounidense interesado en adquirir la entidad, aunque en su caso prefiere esperar a que se estabilice la legislación ya que "ahora cambia cada semana", aseguró.

Entre tanto, el grupo se plantea desprenderse de otros activos (obligado por la Comisión Europea). Ya ha puesto a la venta su filial EVO (que aglutina las oficinas de fuera de Galicia) y prevé hacer lo mismo con sus participaciones industriales. Para la primera operación tiene un plazo máximo de dos años y si no lo consigue (González Bueno asegura que han notado interés en el mercado) tendrá que paralizar su actividad comercial para que poco a poco la entidad desaparezca. Para la venta de sus acciones en empresas, su idea es tardar más de dos años. 

Traspaso de 7.000 millones netos al banco malo

En su plan de saneamiento también se incluye el traspaso al banco malo de unos 7.000 millones de euros netos en activos inmobiliarios y créditos. Aseguraron que el precio de traspaso será parecido al resultante del test estresado realizado por Oliver Wyman. 

También se reducirá su perímetro como consecuencia de la venta del Banco Gallego, centrado en clientes de un poder adquisitivo elevado. No obstante, esta operación está en manos del fondo de rescate, el FROB, que será quien negocie su venta. 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído