Tags:

“Los diferenciales de crédito volverán a ampliarse”


Con el pánico de finales del año pasado, los diferenciales de crédito se ampliaron a niveles nunca vistos. Pero en los últimos meses se ha dado un estrechamiento muy rápido. Gregorio Oyaga, responsable de renta fija de Credit Suisse Gestión, considera que la recuperación ha sido “muy virulenta” y espera que los mercados experimenten una corrección.



“A corto plazo probablemente los mercados cederán; la bolsa recortará un poco y los diferenciales se volverán a ampliar algo. A medio plazo, sin embargo, pensamos que, sobre todo en Estados Unidos, la bolsa podrá tirar y los diferenciales se estrecharán, pero sin llegar a los niveles previos a la crisis, cuando no existía ninguna aversión al riesgo. Por tanto, habrá una ampliación de los diferenciales antes de que puedan volver a reducirse. Ése es el escenario que manejo. Somos optimistas a largo plazo, pero el optimismo a corto plazo ha sido exagerado. Los mercados tienen que ceder algo de terreno. Hemos visto cosas tan malas que ya nos conformamos con poco”, asegura Oyaga.



En renta fija pública, el gestor de Credit Suisse Gestión decidió concentrar el núcleo de la cartera en títulos de Alemania y Francia, pero con una cierta exposición a bonos de tres emisores periféricos: Italia, España y Portugal, una estrategia que sigue manteniendo. “No esperamos una ampliación muy grande de los diferenciales en los periféricos en los que invertimos. Se podrían ampliar algo, pero nos sentimos cómodos con nuestras posiciones”, afirma Oyaga.



En Credit Suisse Gestión mantienen un enfoque conservador en todas sus carteras de renta fija, porque, como dice Oyaga, es lo que demandan los clientes. “Tenemos posiciones muy defensivas y la mentalidad de nuestros clientes es que quieren gestión conservadora”, señala Oyaga, que llegó a Credit Suisse Gestión desde Renta4, donde estuvo 15 años y llegó a obtener el rating AA de Citywire.



En su fondo de renta fija privada, Oyaga sólo invierte en títulos de emisores con grado de inversión. “Más que fijarnos en ratings, nos movemos por sectores. Empezamos con sectores muy defensivos como servicios públicos, tabaco y farmacéuticas. Nos interesaba que fueran compañías capaces de generar caja para hacer frente a los pagos de cupones y de principal, aunque tuvieran un rating BBB+. Lo peculiar de esta crisis de crédito es que se ha dado en compañías con los mejores ratings, como se ha visto en el sector financiero. Últimamente hemos dado un giro hacia sectores más cíclicos, pero todavía con un sesgo muy defensivo”, explica.



Oyaga ha elevado ligeramente su exposición al sector financiero. “Hemos dado un pequeño giro, comprando deuda senior de entidades defensivas estilo BNP Paribas, Santander, BBVA o HSBC. Hay un respaldo implícito de los gobiernos a la deuda senior financiera. Lo que me da más miedo es la deuda subordinada, a la que evitamos, igual que a las preferentes”, comenta.



Para Oyaga, las mejores oportunidades en renta fija privada se encuentran en el mercado primario. “El mercado secundario de renta fija sigue bastante roto. La mejor manera de comprar es en el mercado primario. Las empresas ven que, aunque paguen ahora diferenciales más elevados, les puede resultar bien porque los estados se verán obligados a subir tipos”, destaca.



Oyaga espera un aplanamiento de la curva de tipos por la subida de los tipos cortos y considera muy poco probable que se entre en una fase deflacionista. Admite que la crisis ha sido como un doctorado concentrado para los profesionales de la gestión y que en un año se ha aprendido más que en los diez anteriores.



En cuanto al dólar, espera que la moneda estadounidense se mantenga en un rango de entre 1,25 y 1,45 unidades por euro. “Pensamos que estará en la parte más débil para el dólar, en torno al 1,40”, señala.

El responsable de Credit Suisse Gestión considera que no es momento para entrar en bonos de alta rentabilidad.
 

Empresas