Los desafíos de la banca privada independiente


La firmas independientes, cualquiera que sea su figura societaria, tienen con la entrada en vigor de MiFID II la oportunidad de convertirse en actores principales en el negocio de asesoramiento y gestión patrimonial. Los responsables de cuatro agencias de valores y EAFI españolas e independientes analizaron el nuevo entorno regulatorio y de negocio en el marco de la 10 edición del Think Tank BNY Mellon, iniciativa producida por Funds People en asociación con BNY Mellon Investment Management y pensada para los profesionales del sector..

El futuro se aborda con optimismo. Marc Ciria, socio y director general de Diagonal Inversiones, afirma que “será un gran año para la banca privada. A los independientes les irá muy bien que la banca privada bancarizada tenga que decirle al cliente que tiene que pagar por su cartera asesorada. Es una gran oportunidad para nosotros, situándonos a todos con las mismas reglas de juego, sobre todo a los independientes con volumen. A los banqueros que se quieran incorporar, hay que ofrecerles estructuras con un soporte real y de calidad”.

Hugo Aramburu, socio y director de Diaphanum Valores, añade que “con las pocas expectativas de rentabilidad que ofrecen los activos sin riesgo, tiene que haber cierta movilización hacia activos de más riesgo, productos que trabaja más la banca privada que la banca no especializada. La única competencia será la reactivación del mercado inmobiliario. En cuanto al talento, habrá migración, pero soy algo escéptico. Los profesionales necesitan ver y tocar la transformación. Veo más decididos a los clientes que a los banqueros”.

Un reto que tienen por delante es conectar con las nuevas generaciones: “Los bancos tienen fidelizados a los padres, a los creadores de riqueza, pero el gran reto son las nuevas generaciones, que tienen que ver más con la independencia que con los bancos tradicionales. Las nuevas generaciones están más formadas y buscan un abanico de alternativas mucho más amplio de lo que puede ofrecer una entidad tradicional, así como competitividad, calidad y servicio en general. Y valoran mucho la interlocución y la simplificación que realizan las entidades independientes, quieren entender más. Las anteriores generaciones delegaban y confiaban más en su gestor”, apunta Pablo Martínez, socio fundador y responsable de iCapital AF EAFI.

También se abordaron las diferentes figuras existentes para hacer banca privada. Rafael Juan y Seva, socio director de Wealth Solutions EAFI, indica que “en la figura de EAFI, al principio entró mucha gente rápidamente que no tenía claro muchos temas, que lo hacía de forma temporal y buscando los menores costes posibles. Pero a medida que los negocios se van definiendo, el regulador busca figuras homogéneas, más fáciles y rápidas de supervisar. Pero tener una figura no es excluyente de tener otra. Habrá negocios que, si lo necesitan al tener varias patas de actividad, también podrán tener varias figuras bajo el mismo grupo”.

Puede consultar todas las noticias y los vídeos del Think Tank BNY Mellon en la web dedicada www.thinktankdebate.com.

 

Profesionales
Empresas

Lo más leído