Los depósitos continúan su pujanza y crecen en 2.000 millones entre empresas y hogares en abril


Los depósitos no han perdido su fuelle como producto de ahorro entre hogares y empresas pese a la reducción de sus rentabilidades. En abril, según los cálculos realizados por BBVA, incrementaron su volumen en 2.000 millones de euros (400 millones en empresas y 1.400 millones en hogares) una vez descontado el efecto de estacionalidad que habitualmente se produce en este mes. Eso es consecuencia, entre otras cosas, del pago del IVA que se produce por parte de las empresas y de los gastos realizados por los hogares en las vacaciones de Semana Santa, que este año cayó a final de marzo. Al cierre de abril, las sociedades no financieran acumulaban en estos productos 192.168 millones, en tanto que los hogares contaban con 721.456 millones, informa el Banco de España.

Sin descontar el efecto estacionalidad, la cifra acumulada por ambos grupos descendió en el mes en 7.400 millones (3.900 millones para empresas y 3.500 millones para hogares), aunque el organismo supervisor insiste en que "tradicionalmente en el mes de abril dichos saldos tienden a mostrar un menor dinamismo". 

El hecho de que los depósitos siguen manteniendo su pujanza se ve especialmente cuando se miran los datos de forma interanual. En ese caso, los depósitos de los hogares han crecido en 24.000 millones prácticamente, en tanto que los de las empresas han ascendido en 9.000 millones. 

Mientras, en el mes, los fondos de inversión captaron 1.030 millones, según los datos de Ahorro Corporación, aunque en los últimos 12 meses todavía sufren unos reembolsos algo superiores a los 1.000 millones como consecuencia de la mala segunda mitad del año pasado. A cambio, en los cuatro primeros meses del ejercicio acumulan unas captaciones de 5.170 millones, en buena medida por el traspaso a estos productos del dinero que está venciendo en pagarés, un producto a corto plazo muy comercializado el año pasado. BBVA habitualmente informa de la evolución del importe de estos vehículos, pero por el momento no ha podido actualizar los datos porque AIAF no ha hecho públicos los suyos. 

El dinamismo que a la vez reflejan tanto los depósitos como los fondos de inversión demuestra la doble vertiente que se está viviendo en este momento en el sector financiero español. Las dos grandes entidades, Santander y BBVA, siguen apostando principalmente por los depósitos para elevar su cuota de mercado y ajustar más el peso entre depósitos y créditos, en tanto que otras como Bankia o Bankinter están haciendo más hincapié en los fondos porque tienen más margen y en este momento aportan más rentabilidad a los clientes. 

Noticias relacionadas

Lo más leído