Los depósitos a plazo en Portugal se meriendan a otros productos de ahorro


El dinero que ha salido en 2011 de los fondos de inversión y de los certificados de ahorro, así como el refuerzo que los portugueses dejaron de destinar a sus planes de pensiones y a seguros de capitalización, superan ya los 9.100 millones de euros. Sin embargo, según una información publicada en el diario portugués Económico, este dinero no está siendo utilizado por las familias para suplir sus menores ingresos debido a la crisis. La casi totalidad de este importe ha entrado en depósitos a plazo.


Las captaciones de los depósitos a plazo en lo que va de año es ya de 8.600 millones de euros y si se suman los 593 millones de euros invertidos en certificados del Tesoro (CT) resulta que estos productos captan prácticamente lo mismo que sale del resto de productos. Natália Nunes, responsable del gabinete de sobreendeudamiento de la Asociación Portuguesa para la Defensa de los Consumidores (DECO) ratifica esta percepción. “Los portugueses están transfiriendo sus ahorros para productos más rentables y más seguros tal vez. Notamos que las familias están más sensibilizadas por las cuestiones del ahorro”, explica.


Por su parte, Filipe Garcia, presidente de la consultora IMF, apunta que el ahorro de las familias portuguesas no es estático y afirma que “varios estudios indican que la disparidad de ingresos va a aumentar en Portugal y en cada una de las franjas la actitud hacia el ahorro es diferente”. En su opinión “existen personas que ante una situación de desempleo han tenido que echar mano de los ahorros. Por otro lado, tenemos personas que van a ganar más y que van a ahorrar más porque prefieren ahorrar a consumir debido a la incertidumbre del futuro”.

Lo más leído