Los cuatro grandes movimientos que están haciendo con sus carteras los planes de pensiones europeos


Conseguir rentabilidad a corto plazo en un contexto de aumento de la incertidumbre en torno a la economía y con una volatilidad en mercado in crescendo es complicado. Pero también es difícil encontrar esa rentabilidad en el caso de los inversores que cuenten con horizontes de inversión de medio y largo plazo. De hecho, las gestoras de activos no han hecho otra cosa que recortar sus previsiones de rentabilidad para los diferentes activos tradicionales de cara a los próximos años en los que se prevé que las políticas acomodaticias de los bancos centrales sigan presionando a la baja las rentabilidades de los activos de renta fija al tiempo que las crisis geopolíticas sigan aumentando la volatilidad en el mercado de acciones.

Ante este complicado panorama los planes de pensiones han ido modificando sus carteras para tratar de maximizar esas rentabilidades que cada vez son más complicadas de alcanzar y algunas de esas tendencias son las que reflejan en el última encuesta a planes de pensiones europeos que ha publicado Mercer a la que han contestado 876 inversores institucionales de 12 países con activos bajo gestión que ascienden a un billón de euros.

Menos bolsa y más renta fija

Una de las conclusiones que quizá más sorprende es que incluso en un entorno de tipos al 0% los planes de pensiones europeos han seguido recortando su exposición a renta variable para aumentarla en renta fija. En concreto, la asignación a acciones ha caído del 28 al 25% al tiempo que la asignación a renta fija ha aumentado del 51 al 53%.

Captura_de_pantalla_2019-10-08_a_las_13

 

Más sesgo local en bonos que en acciones

En la encuesta también se diferencia el domicilio de las posiciones de los planes de pensiones y de ella se extrae que ese sesgo local en el que suelen incurrir tanto inversores particulares como institucionales, es más pronunciado en lo que respecta al mercado de renta fija que al de renta variable. En concreto, mientras que la media es que los planes de pensiones europeos inviertan un 12% en bolsa de su propio país, en lo que respecta a la renta fija ese porcentaje aumenta a niveles del 53% en el caso de la deuda pública del propio país y al 28% en lo que respecta a la deuda corporativa nacional, lo que implica que el 81% de la cartera a renta fija cuenta con un sesgo local.

Captura_de_pantalla_2019-10-08_a_las_13

Más coberturas para controlar el riesgo

Mas allá de los cambios que se han producido en cuanto a la asignación de activos, hay otra tendencia que viene a reflejar ese aumento de la incertidumbre a la que se enfrentan los gestores de activos: la necesidad creciente de reducir el riesgo en su carteras y limitar el impacto que los diferentes eventos de mercado puedan tener en ellas. Al fin y al cabo, el objetivo de toda cartera, y más en la de los planes de pensiones es preservar el capital y esa tarea ya no es tan sencilla de lograr como sí lo era en el pasado. De ahí que el ratio medio de planes de pensiones que aplican coberturas en sus carteras se haya elevado a niveles del 76% frente al 69% de hace un año.

“Este año hemos visto un gran aumento en los planes que han comunicado que utilizan swaps sobre los tipos de interés, la inflación y los bonos gubernamentales. Una de las razones puede ser el aumento de coberturas que se ha visto, con cada vez más planes de pensiones usando para manejar los riesgos asociados s los tipos de interés a corto plazo y a la inflación”, apuntan en el informe.

La pata de alternativos sigue en aumento, pero no en todos

Por ultimo, también se sigue observando un aumento del interés por parte de los planes de pensiones hacia los llamados activos alternativos. De hecho, según la encuesta de Mercer ya suponen el 18% de la ponderación de sus carteras, un punto porcentual más de lo que abarcaban hace apenas un año.

Sin embargo, no todas las estrategias alternativas se han ganado a este tipo de inversores en los últimos doce meses. Y es que aunque la estrategia multiactivos sigue siendo la que tiene una mayor presencia en lo que respecta a la asignación de la cartera (pesa un 20%), las estrategias que más inversores han ganado en el último año son las de activos reales y las de hedge funds. En concreto, un 49% de los planes de pensiones tiene ya exposición a activos reales y un 42% a hedge fundos, un 4 y 6% más que el año pasado.  En cuanto a las subcategorías dentro de estas estrategias, las que más demandan reciben en el primer caso es la que se refiere a la inversión inmobiliaria mientras en el caso de los hedge funds, la vía más recurrente para acceder a esta estrategia es la de fondos de fondos de terceros.

Captura_de_pantalla_2019-10-08_a_las_14

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído