Los consumidores chinos son pioneros en lo digital


TRIBUNA de César Muro, responsable de distribución pasiva de Deutsche Asset Management. Comentario patrocinado por Deutsche AM.

El optimismo del consumidor chino continúa boyante gracias a las perspectivas económicas estables. Este verano, el índice de confianza del consumidor alcanzó los 114, 6 puntos, su nivel más alto en 20 años. En años recientes, el consumo privado en China ha aumentado significativamente. Esto ha sido impulsado por el hecho de que el crecimiento en los salarios ha sobrepasado al crecimiento económico general. Este auge del consumo está relacionado no tanto con los alimentos básicos, que en gran medida se producen en China, sino más bien con los bienes de lujo y las importaciones. Este verano, la Oficina Nacional de Estadísticas señaló que el consumo de coches SUV y de productos de entretenimiento aumentó mucho más rápido que las ventas minoristas en general.

El impulso del consumo tiene un nuevo componente: parece estar ocasionado por un efecto riqueza derivado del reciente aumento en los precios de los inmuebles. En general, este impacto en la riqueza no fue significativo antes de 2016, ya que los precios de los inmuebles solo registraron ganancias tangibles en las principales ciudades, donde reside únicamente el 8,9% de la población urbana total. Sin embargo, el boom de la vivienda ha llegado ahora a ciudades de segundo nivel y ciudades satélites. En conjunto, esto representa el 63,4% de la población urbana. Eso significa que una gran parte de la población china está siendo partícipe.

En términos estructurales, la caída continua de los datos de ahorro en China debería resultar en un aumento de la participación de los consumidores en el PIB. Es probable que este mayor consumo sea un elemento estabilizador para el crecimiento del PIB, reduciendo la dependencia de las exportaciones. A este respecto, la tecnología de la información tiene una especial relevancia. Prácticamente no existe ninguna tendencia reciente de tecnología de la información que no haya proliferado en China, lo que contribuye al desarrollo dinámico del consumo. Por ejemplo, los monederos digitales como Alipay o Wechat Pay se han vuelto tan populares en China que los consumidores los usan en lugar del efectivo o de las tarjetas de crédito para pagar en un restaurante, el alquiler, la electricidad o un taxi.

Con un peso de aproximadamente 40%, el sector de la tecnología de la información es el mayor del Índice MSCI China. Solo en los primeros ocho meses de este año, el sector creció un 71,93% en comparación con el 41,69% del índice general de China. Las innovaciones en el sector de la tecnología de la información han resultado en ponderaciones más altas para los bienes de consumo y para el sector financiero. El top 10 de las compañías más importantes en el índice MSCI de China incluyen corporaciones de servicios online como Tencent Holdings, Alibaba Group, Baidu.com, Netease.com y China Mobile. A través de ETF que replican el MSCI, los inversores pueden participar de un mercado chino que cada vez más está siendo definido por el consumismo.

Profesionales
Empresas

Lo más leído