Tags: Banca privada |

Los consejos de las gestoras para avanzar hacia la protección del inversor


"Hay que trabajar para restaurar la confianza en los mercados financieros, elemento indispensable para el éxito del ahorro a largo plazo y la financiación de la economía". Esta es la principal conclusión a la que llegaron los participantes en la Conferencia sobre Protección del Inversor organizada por Carmignac Gestión en la sede del Parlamento Europeo, en el contexto de las discusiones actuales sobre MiFID II. Y es que, hoy en día, los medios para seguir avanzando en este sentido varían de un país a otro debido a las diferentes estructuras de los mercados financieros y al enfoque que adoptan los legisladores nacionales.

 

Una de las inquietudes compartidas por los asistentes al foro, que en esta edición contó con la presencia de representantes de Carmignac Gestión, AMF, BlackRock, FSMA, FECIF, EuroInvestors, DEKA y FSA, es la gran incertidumbre existente respecto a las circunstancias en las que se van a distribuir los Productos Preempaquetados de Inversión Minorista (PRIP) en Europa dependiendo de los diferentes países y las normas relativas a la supervisión del producto. En este sentido, creen que la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) debería desempeñar un papel más importante según la legislación comunitaria.

 

A juicio de estos expertos, el futuro de los UCITS está en juego. Así, el futuro del pasaporte del que se benefician implica avanzar hacia una igualdad de condiciones dentro de la UE en lo relativo a la distribución y las normas para la aprobación del producto más que las normas individuales de cada estado miembro, además del hecho de que sigue siendo necesaria una mayor armonización de los reglamentos de los productos.

 

El uso de una mayor variedad de estrategias de inversión dentro de los UCITS responde a menudo a un objetivo de reducción de la volatilidad y el riesgo. Unos ingredientes complejos no tienen por qué llevar a resultados complicados. No obstante, cuanto más complejo sea el diseño del producto, más importancia se debe dar a la calidad y transparencia de la documentación para garantizar que los inversores entienden los resultados potenciales.

 

“El sello UCITS es un enorme éxito, reconocido y envidiado en todo el mundo, ya que se basa en que es un producto sencillo”, declaró Edouard Carmignac, fundador de la gestora gala que lleva su apellido. “El desafío al que nos enfrentamos como gestores de capitales no es solo producir rentabilidad, sino también ofrecer la menor volatilidad posible. Hay determinadas fases en las que la conservación del capital es primordial. En mercados complejos, sería muy perjudicial si el uso limitado de medidas de protección se restringiera a los fondos OICVM actualmente operativos”.

 

Entre las recomendaciones expresadas por las gestoras para mejorar su funcionamiento figuran trabajar más allá de las iniciativas impulsadas por el G-20, establecer estándares mínimos a nivel europeo en materia de normas de distribución y diseño de productos, preservar el sello UCITS como marca única, la armonización del marco normativo relativo al inversor particular y el grado de igualdad de condiciones aplicable a los productos para particulares y una mayor colaboración entre los legisladores, los reguladores, el sector y las asociaciones de inversores para que MiFID II consiga altas cotas de protección del inversor.

 

Del mismo modo, también aconsejan dar una mayor transparencia e información a los productos que usen técnicas y estrategias de inversión sofisticadas que no son fácilmente comprensibles para el inversor particular, así como realizar esfuerzos en lo relativo a su formación ya que, a su juicio, “ninguna regulación puede sustituir la falta de conocimientos financieros del inversor”.