Los consejos de George Soros al Reino Unido


Veintidós años después, el hombre que rompió el Banco de Inglaterra sigue pensando que Reino Unido debe mantenerse dentro de la UE, pero no debe entrar en el euro. En una carta abierta publicada por el multimillonario en el Financial Times, George Soros decidía aconsejar al primer ministro David Cameron sobre el papel que deben jugar las islas en sus relaciones comerciales con la eurozona. Todo empezó con la promesa que había realizado Cameron el día anterior: si los 'tories' vuelven a ganar las elecciones el año que viene, celebrará en 2017 un referéndum para preguntar a los ciudadanos británicos si quieren seguir siendo miembros de la Unión Europea. Cameron añadió que introducirá en su campaña electoral la promesa de renegociar la membresía de Reino Unido.

Bajo el título “Es tiempo de alzarse en defensa de la UE”, Soros se posiciona abiertamente a favor de la causa europeísta. El gurú, de origen húngaro, recurre a su propia historia personal para defender el papel de la UE como garante de la estabilidad de las naciones miembro: “Viví bajo la ocupación nazi y comunista en mi Hungría natal y aprendí a una edad temprana cuán importante es que prevalezca este tipo de sistema político”. Soros concibe la Unión como una sociedad abierta, una asociación voluntaria de países en condición de iguales que sacrifican parte de su soberanía a favor de un bien común. “Para un ferviente creyente de la sociedad abierta es descorazonador admitir que la crisis del euro ya ha transformado la UE, de una asociación voluntaria de iguales a una relación entre acreedores y deudores, que nunca es voluntaria ni igualitaria”, afirma. 

En esa misiva, Soros expresa su opinión de que el error fue dejar que Alemania impusiera su política de austeridad para el resto de países de la eurozona, y la situación de estancamiento actual así lo confirma a su parecer. “Cualquiera que encuentre que los acuerdos dominantes son intolerables es empujado a una postura antieuropea, por lo que espero que el proceso de desintegración gane momento”, afirma al respecto. Soros añade que, después de las sucesivas crisis financieras que se han visto en Europa en los últimos años, ahora estarían por venir crisis de carácter político. 

“Europa está en una encrucijada. Afronta dos decisiones cruciales: una es el futuro de la eurozona y la otra es el rol de Reino Unido en Europa”, declara el gurú, que observa una dicotomía: si bien estima que la UE debe dar más pasos hacia la integración fiscal y bancaria, también cree que cuanto más se avance hacia la integración más se puede exacerbar el sentimiento antieuropeo en Reino Unido, un país que ha sido tradicionalmente euroescéptico.

“Ahora mismo Reino Unido vive en el mejor de los mundos posibles: es parte del mercado común europeo pero no es parte del euro. Cualquier cambio podría ser para peor en lo que respecta a Gran Bretaña”, continúa el inversor. Soros advierte que “la salida de Reino Unido podría ser un paso más hacia la desintegración de la UE y podría disminuir enormemente el peso que tiene la Unión en el mundo y eso podría ser una gran pérdida, no sólo para Europa, también para el mundo”. 

Soros contrapone a la postura crítica de los británicos hacia Europa el deseo de Ucrania de acercarse a la UE: “Los ucranianos están estableciendo su identidad como europeos. ¿No es tiempo para la gente de ambos lados del Canal de redescubrir su identidad como europeos?”. 

Profesionales

Noticias relacionadas