Tags: Gestores |

“Los clientes no vienen a comprar un producto, vienen con un dinero para invertir”


Santander Asset Management se consolida entre las 20 mayores gestoras de Reino Unido, con un patrimonio de 11.000 millones de libras. Uno de cada cinco fondos que se vende en el mercado británico a través de redes bancarias corresponde a esta gestora. Su estrategia se basa en dos tipos de productos que representan, cada uno, cerca del 50% del patrimonio que maneja la entidad: por un lado los fondos garantizados y por otro los fondos de fondos adaptados a cinco perfiles de riesgo diferenciados.

“Los clientes no vienen a comprar un producto determinado, vienen con un dinero para invertir. Nosotros les hacemos preguntas para conocer su perfil y vendemos el producto que se ajusta mejor a su perfil de riesgo. Los clientes no compran un fondo, sino una solución completa”, explica Jeff Scott, consejero delegado de Santander AM en Reino Unido. “Somos una gestora enfocada en la distribución de activos y la búsqueda de los mejores gestores, más que en una entidad especializada en gestionar activos concretos. Apostamos y siempre hemos apostado por la arquitectura abierta”, señala con rotundidad Scott.

La exposición media bursátil de la gestora está en el entorno al 60%. “Cada producto tiene que adecuarse a su perfil de riesgo. La distribución de activos es importante, pero encontrar a los mejores gestores es también crucial”, afirma Scott.

Dentro de los fondos de fondos, la gestora sólo usa producto propio para las áreas en las que Santander es capaz de añadir valor, como en Europa, Reino Unido, España y Latinoamérica. “No hacemos nada que no sepamos hacer bien. No usamos producto propio para Asia, Estados Unidos ni Japón y empleamos la plataforma de Santander para buscar a los mejores gestores”, comenta el consejero delegado de la entidad.

El cliente puede ver en todo momento los productos que componen la cartera y si un fondo no funciona es sustituido por otro. “La construcción de la cartera es muy importante para que se adapte al perfil”, afirma Scott. Como el perfil del cliente puede cambiar a lo largo del tiempo, en la gestora recomiendan que se actualice al menos una vez al año. “Mejoramos los tests constantemente. Intentamos que las preguntas sean fáciles de entender”, explica Scott. Un cliente, además, puede invertir al mismo tiempo en más de un fondo de fondos para cubrir diferentes necesidades que pueda tener.

La gestora otorga mucha importancia a la liquidez, como parte de su proceso de control de riesgos. Las carteras, además, están muy diversificadas, con posiciones de entre 120 y 200 compañías. “Damos mucha importancia a la diversificación y hemos ofrecido siempre productos muy básicos. No nos gustan las estrategias muy sofisticadas y, por ejemplo, no planeamos tener hedge funds UCITS en nuestras carteras”, señala.

Lo más leído