Los caballos ganadores de las gestoras internacionales


Los fondos de inversión han visto cómo el dinero que entraba en la industria en los últimos meses se concentraba en unos pocos productos. De hecho, según datos de Strategic Insight, el 1% de los fondos mundiales captó 1 billón de dólares en 2011 gracias a una mezcla de rentabilidad, servicio al cliente, marca y estabilidad, denominador común. La arquitectura abierta es otro de los acicates de esta tendencia y que hacen del fenómeno algo global. Pero, ¿cuáles son esos fondos que concentran los flujos de entrada en el caso de las gestoras internacionales? Funds People ha hablado con una serie de entidades, que han destacado su particular caballo ganador (lista ordenada por orden alfabético).

 

1) Amundi. Los "winners" en Amundi han sido Amundi International Sicav y Amundi Funds Absolute Volatility World Equities. De hecho, ambos fondos se han ofrecido como "la pareja perfecta" porque la combinación de ambos reduce la volatilidad y amortigua las caídas en comparación con la renta variable. Es también una combinación eficiente porque, buscando una rentabilidad positiva a largo plazo, mejora el binomio rentabilidad/riesgo. Una solución que puede capear de manera satisfactoria diferentes configuraciones de mercado, según la entidad. Así, el fondo de volatilidad aporta diversificación, descorrelación y protección, beneficiándose y amortiguando las turbulencias del mercado, y "ha demostrado su capacidad de transformar la incertidumbre en rentabilidad". Por su parte, Amundi International Sicav es un fondo global flexible de estilo valor, capaz de adaptarse a la situación del mercado y buscar las oportunidades allí donde se encuentren, sin restricciones geográficas o de otro tipo, con foco en la preservación del capital y un buen track record. En común, según Amundi, ambos tienen "el esfuerzo comercial y el servicio al cliente", apostillan.

 

 

2) AXA IM. Destaca el AXA WF Global Inflation Bonds, que en lo que llevamos de año ha captado alrededor de 150 millones de euros. "Durante los últimos 10 años, el valor del mercado de los bonos vinculados a la inflación ha aumentado cinco veces hasta un total de 1,87 billones. Se ha convertido realmente en una clase de activo en sí misma y es ahora un componente estructural de la asignación de una amplia gama de inversores. Sin embargo, sigue siendo un mercado joven al que le queda mucho espacio para expandirse. El mercado se está volviendo más profundo y más diversificado a la vez que aumentan los emisores. Además de los países desarrollados como EEUU (actualmente el mayor emisor), Alemania, Francia, Canadá y Australia, hay más de 10 mercados emergentes soberanos que emiten bonos ligados a su inflación doméstica", explican en la gestora.

 

3) BlackRock. El fondo que más ha crecido (30%) a nivel global en el primer trimestre de 2012 ha sido el BGF Global Allocation. Según Dominik Rohe, responsable de inversores tanto institucionales como minoristas en la gestora en Iberia y Latinoamérica, "el estallido de la crisis económica ha hecho a los inversores muy conscientes de la importancia de diversificar, y el BGF Global Allocation es, prácticamente, la definición de diversificación en sí misma", afirma, uno de sus "buques insignia". Como razones para el apoyo de las suscripciones, explica que su rentabilidad ha superado a las inversiones en renta variable, bonos y efectivo desde su creación en 1997 y ha generado rendimientos positivos durante el 90% del tiempo. "También ha proporcionado una mayor protección frente a las pérdidas en mercados bajistas y ha participado más favorablemente en los repuntes del mercado que la deuda pública mundial", afirma Rohe. Los criterios de inversión del fondo han ayudado en esta tarea, ya que proporcionan a los gestores una amplia flexibilidad a la hora de invertir, tanto geográficamente como por clase de activo, sector y capitalización bursátil, un factor clave en tiempos de incertidumbre.

 

4) Edmond de Rothschild Asset Management. La entidad destaca el EdR Selective Europe, que ha aumentado su patrimonio en términos interanuales (de marzo de 2011 a marzo de 2012) en un 25% y en lo que va de 2012, en un 15%. Este fondo de renta variable permite al inversor aprovecharse del crecimiento de los mercados emergentes a través de compañías europeas exportadoras, de empresas que tengan ya una presencia consolidada en estos países o bien que estén invirtiendo para posicionarse en ellos. El equipo gestor tiene como objetivo invertir la cartera del fondo en un número concentrado de compañías europeas (entre 40 y 50) que tengan altas cuotas de mercado, una dilatada e histórica presencia, una fuerte cultura corporativa, importantes ventajas competitivas, un profundo conocimiento de las particularidades locales, un importante reconocimiento de marca y una tecnología que satisfaga las necesidades locales sin competir con los agentes domésticos. "En definitiva, la importante generación de beneficios de las compañías europeas provenientes de los mercados emergentes, su destacada rentabilidad histórica, su larga experiencia en la selección de compañías europeas, y su reconocido equipo son sin duda buenas razones para invertir en él”, dicen en la entidad.

 

5) Edmond de Rothschild Investment Managers. Destacan el lanzado a finales de 2011 EdR Millésima 2016, un fondo a vencimiento que suma desde entonces unas captaciones de más de 130 millones de euros. Este producto se inscribe en una lógica de gama puesto que Edmond de Rothschild Investment Managers ha lanzado desde 2008 once fondos a vencimiento con un resultado de 1.300 millones euros de suscripciones. Está invertido en obligaciones en euros emitidas por empresas industriales y financieras, y tiene por objetivo ofrecer a los inversores un rendimiento anual bruto superior al 4,5% anual en un período de 4,5 años, limitando los riesgos. Para la gestora, el valor añadido de EdR Millésima 2016 reside en la selección de bonos que realiza un equipo de 10 gestores-analistas. La selección de títulos se basa especialmente en una herramienta de análisis financiero propietaria que permite anticipar la calificación de las empresas y limitar así los riesgos de la cartera, segun explica Sébastien Senegas, director de Edmond de Rothschild Investment Managers en España.

 

6) Financiere de l´Echiquier. Su ganador es su fondo mixto flexible, Arty, que ha captado 81 millones de euros en 2011, doblando su tamaño en un año. Desde su lanzamiento en mayo de 2008, el fondo muestra una rentabilidad del 21% frente al 1,5% de su índice (75% EONIA – 25% Stoxx Europe 600). Arty es un fondo diversificado que invierte libremente en acciones y obligaciones de empresas favoreciendo el rendimiento. "Lo que lo convierte en un producto único y que explica sus buenos resultados es su capacidad para conciliar esta búsqueda de la rentabilidad con una gran libertad dentro de la asignación: la parte de renta variable puede oscilar entre el 0 y el 50% del fondo. Buscamos activos de empresas que ofrecen altos dividendos y cupones. Además de las acciones, nos parece que la deuda corporativa ofrece excelentes puntos de entrada. Si los estados rozan el sobreendeudamiento, las empresas, por su parte, gozan de una salud excelente", explican desde la gestora.

 

7) Franklin Templeton. Su ganador para este año sería el Templeton Asian Growth, con casi 1.000 millones de dólares de captación neta en lo que llevamos de 2012, a nivel global. “A día de hoy, los mercados emergentes suponen un 30% de la capitalización bursátil mundial y estamos viendo un movimiento de los inversores de los mercados desarrollados a los emergentes. Otro motivo clave es la consistencia en los resultados: llevamos gestionando fondos en los mercados emergentes desde hace más de 30 años; concretamente, el Templeton Asian Growth se lanzó en 1991, y se ha situado en el primer cuartil en todos los periodos desde su lanzamiento”, dicen desde la gestora como razones para explicar su éxito.

 

8) Goldman Sachs AM. El "winner" de GSAM tanto en 2011 como en lo que va de 2012 en España es el GS Global High Yield Portfolio. “A comienzos de 2012, diagnosticamos una falta de rentabilidad sobre la mesa en el mercado de deuda de alta rentabilidad y auguramos un año con retornos cercanos al 8%-10%. Pero según han ido avanzando los meses, hemos incrementado nuestras expectativas y pensamos que la cifra podría situarse este año entre el 10% y el 12%”, afirmaba recientemente Raquel Golder, co-responsable del equipo de High Yield de GSAM. El fondo es un producto muy bien conocido en el mercado español, que la gestora ha estado impulsando desde diciembre de 2008, lo que ha dado a los inversores una positiva experiencia. GSAM destaca también el GS Global Emerging Market Debt Portfolio (en dólares) y el GS US CORE Equity Portfolio como fondos con buen comportamiento en el mercado español, y que han captado capital en los últimos meses.

 

 

9) ING Investment Management. Destacan el fondo ING (L) Invest US High Dividend, que el año pasado pasado captó cerca de 350 millones de dólares. Su éxito se debe, según la entidad, a motivos tácticos y estratégicos (no esperan un crecimiento económico fuerte y sostenido de los mercados desarrollados en los próximos años, y ante la baja expectativa de apreciación de capital a medio/largo plazo, los dividendos cobran aún más importancia, pues serán la única fuente estable que impulsará la rentabilidad en EEUU de forma robusta y consistente). “Muchos factores están alineados ahora para impulsar el protagonismo de los dividendos: El porcentaje de compañias con rentabilidad por dividendo más elevada que la de la renta fija es el más alto de los últimos 50 años, las empresas estadounidenses tienen el mayor nivel de liquidez de los últimos 60 años (6%) y el menor porcentaje de Dividend Payouts (reparto de beneficios a los accionistas) desde 1900. Así, "además de la baja expectativa de apreciación de capital a corto plazo, el escenario está puesto hoy para que sea el mejor momento para entrar en este tipo de estrategia que impulsará la rentabilidad de la renta variable americana", dicen en la gestora. “El fondo ofrece una baja volatilidad y una alta y estable rentabilidad en base a una estrategia simple y transparente", apostillan desde ING IM.

 

10) Legg Mason. La gestora destaca el Legg Mason Western Asset Global Multi Strategy Fund por varias razones: “Cumple consistentemente con sus objetivos (Libor + 300 puntos básicos y cuenta con rentabilidad positiva en periodos de 12 meses), tiene una volatilidad reducida (de entre el 5% y el 7%) y cuenta con una rentabilidad histórica (buen rendimiento y fondo con 10 años de historia con el mismo gestor)", dicen desde la gestora. Además, aseguran que para los clientes se trata de un fondo "predecible, que no da sustos ni sorpresas", con una información mensual muy clara y con varias clases de acciones disponibles cubiertas a euro y que pagan dividendos. Desde la gestora, destacan asimismo el Legg Mason Brandywine Global Fixed Income Fund e indican, como factores en común del atractivo de ambos fondos, la alta especialización de las gestoras (Brandywine y Western están especializadas en renta fija), la calidad en la gestión, un buen servicio en cuanto a información mensual que hace posible que el cliente no sienta que no sabe qué está pasando con el fondo y una amplia gama de clases de acciones disponibles para que el inversor elija la más adecuada (sin cubrir, cubierta a euros, de acumulación y de reparto de dividendo).

 

11) MAN GLG. En 2012, dos de sus fondos han captado en torno a 300 millones de euros cada uno, pese a tener perfiles totalmente diferentes: GLG European Equity Alternative y GLG Japan Core Alpha. El primero de ellos es un fondo UCITS de renta variable long/short y market neutral, que se caracteriza por su buen binomio rentabilidad-riesgo y su baja volatilidad (en torno al 6,5% histórica) comparado con la renta variable. Se trata de un fondo muy diversificado, que se nutre de las ideas de 30 especialistas sectoriales que se expresan en 12 libros y coordinados por tres gestores senior (entre ellos Pierre Lagrange, fundador de GLG) que llevan a cabo la optimización entre los distintos libros y el control de riesgo. El fondo tiene su origen en una estrategia que se lleva gestionando desde hace 10 años con una rentabilidad compuesta anual del 10% desde su lanzamiento. Su particularidad es que sus tres gestores senior realizan una supervisión muy exhaustiva del comportamiento de los managers de cada libro con el objetivo de comprender las debilidades y fortalezas de cada uno y transmitírselas para intentar explotar lo mejor de ellos. Por su parte, el GLG Japan Core Alpha es un fondo de autor, sólo a largo de renta variable japonesa. Desde la entidad, señalan el conocimiento del mercado japonés de sus gestores, así como su particular estilo de gestión (valor contrarian centrado en grandes compañías), como secretos de su éxito. "Distintas casas, entre ellas GLG, prevén una reversión a la media del mercado japonés, y esto unido a su track record ha sido la combinación que ha provocado fuertes entradas netas en lo que llevamos de año", comentan. Así, la estrategia ha alcanzado los 6.000 millones de euros bajo gestión. "Hemos detectado un aumento del interés en este tipo de productos por el complicado entorno de mercado en que nos encontramos. Precisamente ahora, los fondos bien preparados para evitar “grandes sustos” ante fuertes correcciones del mercado como las que vivimos durante la segunda mitad de 2011, se convierten en el instrumento ideal en las carteras de nuestros clientes y si además sus gestores cuentan con un buen track record, su atractivo y su demanda aumentan", apostilla.

 

12) Robeco. Desde la entidad, señalan otro fondo de deuda de alta rentabilidad, el Robeco Zero Duration High Yield. “Su posición “contrarian” sobreponderando Europa frente a EEUU y su inmunidad a las subidas de tipos mediante swaps están acaparando la atención de los inversores", dicen en la entidad, explicando que el fondo también se beneficia de las emisiones de compañías americanas en euros (y viceversa) que cotizan con unos diferenciales muy atractivos, de la inversión en pequeñas compañías y de apuestas off-benchmark en deuda con grado de inversión. El vencimiento del fondo está en cinco años con una rentabilidad media del 8%, con datos a cierre de febrero. Otro de los acicates es la trayectoria del gestor, Sander Bus, ya que lleva gestionando en primer cuartil (en periodos de tres años) desde 1998, señalan en Robeco.

 

13) UBS Global AM. En la gestora, destacan el UBS (Lux) Bond SICAV - USD Corporates Q-acc, con entradas en España de 40 millones de euros en 2012. “El éxito se debe al track record, la estabilidad de la rentabilidad y la categoría a la que pertenece. El servicio también ha sido un factor importante por los road shows que se han montando, la información mandada y los DD rellenados”, dicen en la entidad. Desde UBS Global AM, también destacan otros fondos por su éxito: UBS (Lux) Medium Term Bond Fund - EUR P-acc, UBS (Lux) Equity SICAV - USA Growth (USD) P-acc, UBS (Lux) Bond SICAV - Short Duration High Yield (EUR hedged) P-acc.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído