Tags: ETF |

Los bonos flotantes pueden ayudar a prepararse para posibles subidas de tipos de interés


TRIBUNA de Laure Peyranne Rovet, directora de ETF, Indexados y Smart Beta de Amundi para Iberia y Latam. Comentario patrocinado por Amundi.

En un entorno cambiante, los bonos flotantes son una clase de activo cada vez más atractiva, ya que permiten reducir la sensibilidad a las fluctuaciones de los tipos de interés y capturar un rendimiento potencial.

En los últimos 30 años, los tipos de interés han ido cayendo, pero este ciclo parece ahora haber llegado a su fin, como lo demuestra la reciente subida tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Lo que está en juego ahora para los inversores es la necesidad de encontrar soluciones que ayuden a generar rendimiento y aprovechar próximas subidas de tipos sin aumentar el riesgo.

Los bonos flotantes o floating rate notes en pocas palabras

Los bonos flotantes están bien posicionados para abordar el desafío de posibles subidas de tipos: no sólo su baja duración está protegiendo los inversores del impacto negativo en los precios que causa una subida de tipos, sino que también el cupón flotante les permite ofrecer un potencial incremento de yield.

Estos productos ya ofrecen oportunidades atractivas en el mercado estadounidense, donde la Reserva Federal ya ha comenzado el ciclo de endurecimiento de su política monetaria; pero también en Europa, donde los tipos podrían estar cerca de tocar fondo.

Un bono flotante es un instrumento de deuda con un tipo de interés variable: su cupón está compuesto por un tipo de referencia y un diferencial fijo. A medida que el tipo de referencia aumenta o disminuye, también lo hace el cupón, que se ajusta regularmente (desde diariamente hasta una vez al año, dependiendo de la emisión).

CARACTERÍSTICAS

CUPÓN = TIPO DE REFERENCIA (Euribor, Libor 3 meses…) + DIFERENCIAL FIJO determinado en el momento de la misión según el rating del emisor

¿Por qué son interesantes los bonos flotantes denominados en USD?

En un entorno de cambios rápidos, los bonos a tipos flotantes (floating rate notes o FRN) son una clase de activo cada vez más atractiva, pues permiten a los inversores cubrir sus carteras y generar rendimientos potenciales en una sola transacción,  mientras que permanecen en el universo de grado de inversión. Los FRN son muy adecuados en el panorama económico actual, pues proporcionan la oportunidad de aprovechar la reciente subida de tipos en Estados Unidos.

Mientras que los tipos han comenzado a subir en Estados Unidos tras la elección de Donald Trump, el rendimiento global de los bonos sigue siendo bastante bajo. Con esta perspectiva el índice Markit iBoxx USD Liquid FRN Investment Grade Corporates 100 (que ofrece una exposición a los bonos flotantes estadounidense más líquidos) puede ser una opción adecuada: con una sensibilidad a los tipos de interés cercana a cero, ha subido un 1,2% desde la elección de Donald Trump, mientras que un índice corporativo a tipo fijo con vencimiento equivalente ha caído algo más de un 0,31%.

A finales de febrero de 2017, su rendimiento neto en dólares era del 2,52%.

La exposición a este índice a través de un ETF es una solución interesante para los inversores. La gama de Amundi ETF permite a los inversores tener acceso al rendimiento potencial de los bonos flotantes en dólares a precios muy competitivos.

La exposición a FRN denominados en dólares significa estar expuestos al tipo de cambio. Amundi también ofrece un ETF de FRN denominados en dólares que incluye una cobertura EUR/USD. Como el dólar americano se ha apreciado un 27,09% frente al euro en los últimos tres años, esta cobertura ayuda a minimizar el impacto de los tipos de cambio en caso de un cambio de tendencia.

A finales de febrero de 2017, este ETF ofrecía una rentabilidad neta del 0,81% en euros, para un vencimiento de 3,23 años. Con un mismo vencimiento y calificación crediticia, el crédito europeo proporciona un rendimiento del 0,15% y sólo puede alcanzar el umbral del 1,1% con un vencimiento de ocho años, lo que eleva en consecuencia la sensibilidad y consecuentemente el riesgo.

Amundi1ETF

Fácil acceso a los bonos flotantes vía ETF

Al igual que otros productos de renta fija, es más complicado operar con bonos a tipos flotantes que con acciones.

La gama de productos FRN de Amundi ETF -la primera de este tipo disponible en Europa-, permite tomar exposición a una cesta de FRN en una sola transacción. Mientras los inversores estadounidenses han podido tomar exposición a este tipo de productos a través de ETF desde 2011, los inversores europeos tienen la oportunidad de beneficiarse de la gama FRN de Amundi ETF desde el año 2015. Esta oferta de producto ya ha captado 2.120 millones de euros desde su lanzamiento, confirmando el apetito por este tipo de instrumentos en el entorno actual de tipos de interés.

Fuente: Amundi ETF/Bloomberg a 2/02/2017

Fuente: Amundi ETF/Bloomberg a 2/02/2017

A mayor yield potencial, mayor potencial de pérdida de capital

Para más informacíon sobre la metodología del índice: www.markit.com

Fuente : Amundi ETF/Bloomberg a  28/02/2017

Fuente: Amundi ETF/Bloomberg a 28/02/2017

Fuente : Amundi ETF/Bloomberg a 28/02/2017

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído