Los bancos centrales asiáticos se juegan su credibilidad en 2010


“Si la inflación alcanza niveles alarmantes, los bancos centrales asiáticos se encontrarán con el dilema de demostrar su compromiso de mantener la estabilidad de los precios, subiendo tipos, cuando la recuperación económica todavía es frágil”. Para el equipo de mercados emergentes de Invesco, las subidas de tipos provocarán mayores entradas de dinero, una nueva apreciación de la divisa y la inevitable pérdida de competitividad de las exportaciones de estas economías. En este sentido, creen que las previsiones de IPC para 2010 serán una prueba de la credibilidad de los bancos centrales asiáticos.Los expertos de Invesco creen que en el nuevo año muchas economías desarrolladas probablemente experimentarán una recuperación lastrada por el desapalancamiento que continuarán realizando los inversores, por los crecientes déficits fiscales de los gobiernos y el declive del crecimiento en préstamos bancarios. Mientras, los deficits fiscales de las economías asiáticas son, por lo general, más reducidas si se miden en porcentaje sobre el PIB.