Los asociados de CFA valoran positivamente la directiva para regular a los hedge


El proyecto de directiva comunitaria con el que se pretende regular los hedge funds, y por extensión todos los fondos no UCITS, ha levantado ampollas en varias asociaciones del sector de la inversión alternativa. Sin embargo, una reciente encuesta de CFA entre sus asociados muestra que la mayoría de sus miembros está de acuerdo en líneas generales con la directiva, aunque rechaza algunos aspectos como el control del apalancamiento y las ventas a corto.

Según este informe, el 94% de los encuestados apoyan la obligación recogida en la norma de que los gestores actúen con honestidad, justicia y teniendo siempre presentes los intereses del inversor.

Además, el 80% está de acuerdo con que los gestores de inversión alternativa cuenten con terceras partes para la valoración de los activos en cartera, ya que permite limitar el potencial de fraude y favorece que los intereses de los inversores en el fondo se valoren adecuadamente.

Más lejano al consenso es el número de encuestados que considera conveniente el registro de los productos. El 50% de los encuestados cree que los gestores de fondos de inversión alternativa debería estar sujeto a una autorización regulada cuando comercialicen con inversores profesionales o minoristas. Por otro lado, el 60% de los encuestados piensa que las diferentes clases de fondos deberían estar sujetas a diferentes reglas, aunque siempre dentro del mismo marco básico.

Con respeto al acceso de terceros países al mercado europeo, el 79% cree que tanto las gestoras como los fondos que no están domiciliados en la Unión Europea pueden integrarse en este mercado, con la condición de que las normas reguladoras y de supervisión de los países de origen sean al menos comparables con las de la Unión Europea. Sólo el 2% opina que no debería permitirse el acceso a los gestores de un tercer país.

Por el contrario, los miembros de CFA no creen que deba haber un control total sobre las inversiones alternativas. El 60% de los encuestados piensa que las autoridades no deberían tener la capacidad de limitar el nivel de apalancamiento que usan los gestores alternativos en sus fondos. El 68% discrepa con la noción de que las autoridades pueden establecer límites sobre las ventas en corto.

El presidente de CFA, Charles Cronin, comentó que, en su opinión, esta directiva no irá en detrimento del negocio de los alternativos, sino al revés, como pasó con la buena respuesta de los no alternativos a la regulación UCITS.

Lo más leído