Los asesores también dan el salto fuera: 3 EAFI tienen pasaporte para operar en países europeos


Una treintena de gestoras españolas ha dado el salto más allá de nuestras fronteras tanto para ofrecer a sus clientes españoles productos domiciliados fuera como para venderlos entre inversores internacionales. Firmas como Santander AM, BBVA AM, March Gestión, Abante Asesores, Cartesio, Bestinver, Belgravia o Siitnedif eligieron Luxemburgo mientras que Renta 4 y Omega Gestión de Inversiones cuentan con productos irlandeses y Cygnus AM optó por Malta para registrar sus hedge funds. Este camino que han seguido las gestoras en los últimos años también lo han recorrido sociedades y agencias de valores, pues casi la mitad de las cerca de 90 registradas en la CNMV cuentan con sucursales fuera o desarrollan su actividad en régimen de libre prestación de servicios en varios países europeos.

Las empresas de asesoramiento financiero españolas también empiezan a moverse en esta línea, aunque los pasos dados aún son tímidos. En total, tres EAFI se han hecho con el pasaporte europeo y todas han optado por desarrollar la actividad transfronteriza en un régimen de libre prestación de servicios pero sin contar con establecimiento permanente fuera. Se trata de ETS International EAFI, EuroCapital Wealth Management EAFI, con autorización en Luxemburgo y Malta, y Altair Finance EAFI, aunque sus motivaciones han sido distintas.

En el caso de la primera, que cuenta con pasaporte para desarrollar su actividad en Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Reino Unido, según consta en la CNMV, la obtención de ese permiso era esencial para trabajar con instituciones extranjeras y salir fuera de España era parte de su “crecimiento natural”. En la EAFI solo trabajan con clientes de este tipo, que es el que tiene más interés en las estrategias cuantitativas en las que se especializa, según explica José María Carbajo, director de la entidad. Actualmente cuentan con clientes en Luxemburgo, Alemania, Bélgica y Francia y consideran que que podrían ampliarlos a otros países en el futuro, aunque no se marcan objetivos en ese sentido.

Por su parte, Altair Finance EAFI comunicó en abril a la CNMV su intención de prestar servicios de asesoramiento financiero en Luxemburgo para poder asesorar una sicav, llamada Cimbaltair, que se constituirá en el Ducado en las próximas semanas de la mano de la entidad gestora Lemanik AM y que también se registrará en España para su comercialización. “Nuestra idea principal es vender fuera de España, pero hemos detectado también un gran interés en inversores locales que desearían disponer de una parte de su patrimonio invertido fuera pero asesorado por gestores españoles”, explica Antonio Cánovas del Castillo del Rey, fundador de la EAFI. Un interés por contar con un vehículo de inversión flexible, similar a los que ya asesoran en España.

Por eso, la sicav estará formada por una especie de producto híbrido entre los dos fondos de inversión que asesora la EAFI en España, Altair Patrimonio, de renta fija con grado de inversión, y Altair Inversiones, fondo mixto de renta variable, pues la idea es que el fondo luxemburgués sea un producto flexible que pueda invertir en bolsa hasta el 35% de su volumen. El primer fondo ganó en 2012 el 18,35% y sube en el año el 6,5% y el segundo subió el año pasado casi el 30% y este año acumula más del 10%. La EAFI asesora también en España un fondo de pensiones, Altair Crecimiento (antes llamado Banif Dynamic Growth).  “En España cada vez hay más gestores destacados que deben tener la oportunidad de salir de un coto cerrado como es el mercado español y competir con los gestores europeos”, dice Cánovas.

Toda la lógica

Con el producto pretenden dar proximidad a los inversores con patrimonio invertido fuera, reducir sus costes y mejorar la fiscalidad. Otras EAFI como Serfiex Investments EAFI, Ágora Asesores Financieros, Ramón Zárate EAFI o Ábaco Capital EAFI también asesoran fondos o sicav en España, aunque hasta ahora no han dado el paso de salir fuera. Pero según Cánovas, “la tendencia de gestores y asesores a hacerlo es muy clara y éstos son solo los primeros pasos. Es un movimiento que tiene toda la lógica”, dice.

El objetivo de los asesores con producto es distribuir los productos que asesoran fuera o dentro de sus países de origen con seguridad y discreción. Seguridad porque consideran más atractivo llegar al mercado con un vehículo luxemburgués o de otro país (“el alto grado de especialización de la industria de fondos luxemburguesa y el rating de la jurisdicción cuentan”, dice Emilio Andreu, director de Agentes y EAFI de Andbank para España) y discreción en el tratamiento de los partícipes porque, en el caso de España, solo así pueden trabajar con cuentas ómnibus, lo que abre la puerta a comercializar el producto de forma mucho más sencilla entre las bancas privadas nacionales.

Proceso y estructuras

Los asesores que asesoran IIC pueden apoyarse en estructuras como las que ofrecen gestoras como Lemanik o Andbank AM en Luxemburgo. Esta última cuenta con cinco estructuras de sicav de las que cuelgan un total de unos 60 compartimentos, la mayoría de los cuales están asesorados por terceros como family offices, asesores independientes u otro tipo de clientes. “La gestora es un centro operacional desde el que damos servicio a terceros, ya sean o no clientes del banco”, explica Andreu.

Para dar el salto fuera pero dentro del Espacio Económico Europeo, los pasos son sencillos, pues las EAFI solo han de realizar una notificación previa a la CNMV pidiendo el pasaporte y notificando el estado donde quiere desarrollar su actividad, junto a una descripción de las actividades que quiere llevar a cabo, según explican fuentes del supervisor. La CNMV envía la información al supervisor del país de acogida, salvo si tiene razones fundadas para dudar de la idoneidad de la estructura administrativa o situación financiera de la EAFI, y en el plazo de tres meses comunica a la EAFI el envío de solicitud, además de informar sobre la normativa del país, o de las razones por las que no ha remitido la documentación.

La EAFI puede comenzar a presar servicios en el país de acogida cuando reciba la comunicación de la autoridad competente del estado de acogida o en su defecto, en el plazo de dos meses tras la comunicación de la CNMV a dicha autoridad. Según explican desde el supervisor, las EAFI en régimen de libre prestación de servicios en el territorio de otros Estados del Espacio Económico Europeo podrán prestar el servicio de asesoramiento en materia de inversión y los servicios auxiliares de asesoramiento a empresas y elaboración de informes (siempre que en España hubiese obtenido autorización para prestar dichos servicios).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído